Guillermo Barros Schelotto dispuso una formación alternativa con miras al duelo del jueves ante Nacional por la Copa Libertadores y, pese a que hubo algunas ocasiones de riesgo, fue empate sin goles frente al Globo.
Huracán, que contó con una buena labor de Mariano González, dispuso de la mayor cantidad de aproximaciones, insuficientes para marcar diferencias ante un Boca constituido por suplentes, que tampoco encontró precisión para definir.

El Xeneize visitará el jueves a Nacional en Montevideo en juego de ida por los cuartos de final de la Copa Libertadores de América, que es el único objetivo que le queda en el semestre al equipo dirigido por Barros Schelotto. Por el torneo local, en la próxima fecha visitará a Estudiantes de La Plata.

Por su parte, Huracán, que perdió la posibilidad de luchar por un lugar en la próxima versión del máximo torneo continental, recibirá a Unión de Santa Fe.

Embed

Embed