El defensor Rodrigo Espíndola, de 26 años, falleció este viernes al ser atacado por delincuentes que lo abordaron cuando entraba a su casa. Según las primeras informaciones, el jugador habría intentado resistirse al robo y fue baleado. Murió en el hospital Santamarina.

El defensor de Nueva Chicago, Rodrigo Espíndola, de 26 años, que actuaba en la Primera B Nacional, murió este viernes a la madrugada en el Hospital Sofía Terrero Santamarina, donde fue sometido a una operación de urgencia tras ser herido de bala en la zona del abdomen, al resistirse a un robo en la ciudad bonaerense de Monte Grande, según trascendió.

El deceso ocurrió alrededor de la 1 y se conoció a través de las cuentas Twiter del vicepresidente de Nueva Chicago y presidente de la divisional B Nacional, Daniel Ferreiro. ‏

Embed

Embed

Ferreiro previamente informó del hecho a través de una serie de mensajes: "Informo que nuestro jugador Rodrigo Espíndola fue herido de bala en otro hecho de inseguridad y está siendo operado de urgencia en el Hospital Santamarina, de Monte Grande. El presidente Sergio Ramos y el médico Andrés Greco se trasladaron hasta el sanatorio. Pedimos a Dios por la salud de Rodrigo. Nueva Chicago, a través de su presidente, se pone a disposición de la familia", indicó el directivo en la madrugada de este viernes.

Posteriormente, por el mismo medio, dio la peor noticia: "Lamento desde el alma informar que nuestro Rodrigo Espindola falleció hace instantes. Nueva Chicago a través de a través de su Presidente se pone a disposición de la familia y se suma al pedido de Justicia. Pedimos una oración en su memoria".

El hecho ocurrió cuando el jugador ingresaba a su vivienda y luego de recibir el impacto de bala de un asaltante fue traslado al nosocomio, donde finalmente murió.

El "Rulo" Espíndola, como se lo conocía en el ambiente futbolístico, un corpulento zaguero central, se inició en Chacarita Juniors y luego pasó por Racing Club (solamente jugó en reserva) antes que el técnico Omar Labruna se lo llevara a Nueva Chicago.