La tarifa se multiplicó por 17, por lo que haygran prepcupación en el gobierno de esa provincia, que ordenó un relevamiento de los problemas que provocó ese incremento.

Los sectores industriales de Santa Fe que aún están asimilando el fuerte impacto que les trajo la suba de la luz comenzaron a sufrir un nuevo "dolor de cabeza".

Es que en los últimos días empezaron a llegar las boletas del gas, un insumo que también es elemental en la matriz productiva de varios rubros, y los aumentos por el consumo de abril llegan en algunos casos al 1.600 por ciento, por lo que la tarifa de ese servicio se multiplicó por 17.

Según admitió el ministro de Producción santafesino, Luis Contigiani, el panorama asoma muy preocupante para muchas pequeñas y medianas empresas que deben afrontar un alza en sus costos que a esta altura ya es sideral.

El gobernador Miguel Lifschitz le encargó a Contigiani un relevamiento de los problemas que el incremento provocó en distintos sectores productivos. Ese documento será presentado esta semana a funcionarios nacionales.

Seguí leyendo esta nota en el diario El Ciudadano de Rosario