Fue una noche inolvidable por donde se la mire. Y entre tanta emoción, el croata Stipe Miocic se llevó todos los flashes gracias a un soberbio nocaut en el primer round ante el campeón Fabricio Werdum, que sucumbió ante su gente y perdió el cinturón de los Pesados de la UFC.
El Arena Atletico Paranaense de Curitiba, un estadio de fútbol adaptado para la ocasión, reventó su capacidad para ver el gran campeón Werdum, que terminó siendo víctima del poder de un Miocic que necesitó de poco más de 3 minutos para aprovechar su chance.

UFC.jpg
En pleno ataque del brasileño, el croata sacó una mano de la galera al mentón de su rival y ya no hubo más que hacer: Werdum cayó completamente noqueado al piso y le costó varios minutos recobrar el conocimiento.

Werdum.jpg
Mientras tanto, Miocic festejaba con euforia y repetía casi sin poder creerlo: "¡Soy el campeón mundial, soy el campeón mundial!".

Así fue cómo el nacido en Porto Alegre perdió el cinturón que había ganado el año pasado ante Caín Velásquez en su primera defensa, y ahora deberá trabajar para intentar recuperarlo.

Pero la pelea co-estelar también tuvo lo suyo y, en el duelo de peleador locales, Ronaldo "Yacaré" Souza venció por nocaut técnico a Vitor Belfort también en el primer round, luego de someterlo a un duro castigo en el piso durante varios minutos.

Antes, la local Cris Cyborg tuvo un auspicioso debut en UFC al derrotar claramente a la estadounidense Leslie Smith en una pelea completamente desigual en la que Cyborg hizo lo que quiso hasta el que el árbitro decidió para la pelea.