El cabo primero Nicolás Borejko fue ejecutado en la puerta de su casa cuando tres ladrones intentaron robarle el auto. Al momento de ser detenido, el sospechoso tenía el arma del efectivo asesinado el pasado lunes.

Escapaba de la Policía luego de haber robado un auto en el partido de La Matanza, cuando chocó y fue detenido. En su poder tenía el arma reglamentaria que pertenecía al policía que el pasado lunes fue asesinado en la puerta de su casa en Villa Madero.

El sospechoso, de 25 años, fue detenido en Villa Soldati tras una intensa persecución. Al momento de requisarlo, los efectivos policiales descubrieron que tenía el arma que pertenecía a Nicolás Borejko, quien recibió un disparo cuando tres ladrones le robaron el auto.

En un primer momento quedó imputado por el robo del Ford Fiesta Kinetic, pero luego quedó vinculado al crimen del cabo de la Policía Federal.