La adolescente permanecía internada en un hospital de Mar de Plata tras haber sido violada en una quinta del partido bonaerense de Tandil.
La adolescente de 13 años que habría sido violada y luego atropellada por un vehículo salió del estado de coma, pero todavía no pudo contar lo sucedido el domingo, cuando concurrió a una fiesta privada.

Embed
El abogado de la familia de la víctima, Maximiliano Orsini, dijo a Télam que la víctima comenzó a recuperarse la noche del jueves, pero al despertarse sólo gritó el nombre de un joven que la acompañó esa noche al salir del lugar y luego no volvió a hablar.

Orsini cuestionó duramente al fiscal Gustavo Morey, de Tandil, a cargo de la investigación, ya que no imputó al organizador de la fiesta, a quien la familia de la chica señala como abusador.
"El fiscal está direccionando la causa en el sentido de que la chica prestó consentimiento, pero según los estudios ella era virgen y tiene signos de abuso y sangrado en la zona vaginal y anal", afirmó el letrado.

Según Orsini, "el fiscal se reunió con el sospechoso, pero informalmente, y éste le dijo que no había sido una violación". En base a eso, citó a varios testigos que corroboraron la versión de este joven, pero a ninguno que avale lo que surge de la revisación que hicieron los médicos a la adolescente.
Embed
El abogado afirmó que el fiscal "ni siquiera pidió la historia clínica al hospital de Tandil", donde los médicos se dieron cuenta de que la chica había sido violada. En ese sentido, dijo que el lunes se presentará en la fiscalía para pedir una serie de medidas de prueba y entregará fotos con las heridas de la víctima, que también presenta arañazos y golpes en el cuerpo y en el cráneo que le están provocando problemas neurológicos.

La niña fue atropellada por una camioneta el domingo a las 7 cuando caminaba con un joven por la ruta 226 al volver de una fiesta. Al ser atendida en el Hospital Ramón Santamarina de Tandil con graves traumatismos en la cabeza y diversas escoriaciones en el pecho, el mentón y la nariz, compatibles con heridas de arrastre, los médicos también constataron signos de abuso y lo denunciaron en la comisaría de la Mujer de esa ciudad.