El restaurant italiano Osteria Francescana fue elegido el Mejor del Mundo 2016. El reconocido chef Massimo Bottura ha estado esperando los laureles después de ocupar el tercer puesto en 2013 y 2014, y subir al segundo lugar en la clasificación del año pasado. La lista de Los 50 Mejores Restaurantes del Mundo y los premios especiales fueron anunciados en Cipriani Wall Street durante la celebración anual de la gastronomía mundial.

Osteria Francescana.jpg

Antes de haber sido premiado, el italiano había escrito para el diario La Vanguardia un decálogo para la selección, cocción y presentación de un plato típico de su país que en su local salen como en ninguna parte del mundo: las pastas. Anotalo y preparalo para agasajar a tu familia o a quien quieras porque para Bottura lo mejor es lo "fatto in casa".

Embed

1. No se confundan, la pasta no es un ingrediente

En Italia es un plato por sí sólo.

2. Primero la pasta, después la salsa

Debe existir un equilibrio entre la salsa, el condimento y la pasta. No es lo mismo penne con espárragos que espárragos con penne. La cantidad de salsa empleada debe estar siempre subordinada a la cantidad de pasta.

3. Hay que comprar pasta auténtica hecha en Italia o hacerla nosotros mismos

No la confundan con marcas hechas en otros lugares del mundo que tienen nombres italianos. Para pasta seca, compren pasta de sémola secada a baja temperatura. Para pasta fresca, cómprensela a una fábrica de pastas o háganla ustedes mismos.

4. La democracia de las formas de la pasta

Todas las formas de pasta deben ser tratadas con la misma dignidad. Cada forma tiene una salsa que combina. La regla de oro es que el condimento tenga el mismo tamaño de la pasta: orecchiette con grelos, tagliatelle con ragú, espaguetis con cacio e pepe (queso y pimienta) así sucesivamente.

5. Coloquen una olla grande de agua a hervir

Hay que esperar que el agua hierva. Agregarle luego sal, nunca aceite. Utilizar una olla grande pues, mientras más espacio tenga la pasta en la olla, quedará mejor y menos pegajosa.

6. Seguir las instrucciones del paquete

Cada forma de pasta y cada tipo de harina (integral, de sémola, a base de huevo, etc.) tiene un tiempo de cocción distinto. Cocinar la pasta con un cronómetro en mano. No pierdas la olla de vista. Cuando la pasta esté lista, colarla inmediatamente con un colador. ¡Jamás la enfríes con agua! Si seguís las instrucciones correctamente, no será necesario cortar la cocción.

7. Comer pasta con un tenedor

No usen cuchillo. Si necesitas cortarla, hacelo con el tenedor. Puede parecer difícil al comienzo pero, con la práctica, les resultará más fácil.

8. Reverenciar a la pasta

¡Shhhh! Trata de ser lo más silenciosos posible mientras comes.

9. Tené cuidado, no exageres

Todos amamos la pasta pero es importante seguir una dieta saludable y hacer ejercicio. ¡La pasta es energía!

10. No le pidas jamás a una mamma italiana que cocine fettucine alfredo (plato típico entre los italoestadounidenses)

Simplemente en Italia no existe.