El complejo, que no contará con animales de manera permanente en el final del proceso, generará un corredor de biodiversidad junto al Parque 3 de Febrero y el Jardín Botánico.
El paseo pasó a manos de la administración porteña, ya que culminó la concesión de la empresa Zoológico de Buenos Aires S.A. que tenía el contrato del predio hasta fines del año próximo, pero en enero pasado ya se había planteado un interrogante sobre su continuidad.

El zoológico tiene alrededor de 1.500 animales, por lo cual habrá especies que podrán ser reubicadas en otros lugares, mientras que otras que no, debido a que atravesarían situaciones traumáticas.

El complejo, que no contará con animales de manera permanente en el final del proceso, generará un corredor de biodiversidad junto al Parque 3 de Febrero y el Jardín Botánico, en el que estarán representadas la flora y la fauna.

Embed
https://www.google.com.ar/maps/place/Zool%C3%B3gico+de+Buenos+Aires/@-34.5784724,-58.4163726,15z/data=!4m5!3m4!1s0x0:0xbb9a0f347575baa9!8m2!3d-34.5784724!4d-58.4163726
También se trabajará en la rehabilitación y liberación de animales silvestres heridos o recuperados del tráfico ilegal, y se mantendrán los proyectos de conservación de la fauna autóctona.

Pese a la rescisión del contrato de concesión con la empresa Jardín Zoológico S.A., la Ciudad llevará adelante el proceso de transformación junto a los empleados de esa firma, de forma tal de asegurar su continuidad laboral.

Respecto de los animales que actualmente habitan el complejo, se impulsará el traslado de la mayor cantidad de ejemplares posibles a un destino que constituya una mejora real a las actuales condiciones, mientras que aquellos que no puedan ser reubicados por cuestiones de seguridad, permanecerán en el Ecoparque como última generación, con un entorno mejorado.

El Ecoparque Interactivo contempla además la puesta en valor de todos los edificios que forman parte del Zoológico, garantizando la preservación del patrimonio arquitectónico de la Ciudad en esas 18 hectáreas.