El presidente de la entidad, Omar Príncipe, sumó su rechazo a la decisión de Macri que derogar una Ley de 2011. Inversiones inmobiliarias afectarían zonas protegidas.

Sigue la polémica tras el decreto de Mauricio Macri que flexibiliza la compra de tierras a extranjeros. Ahora se le sumaron los reparos de la Federación Agraria Argentina (FAA).

Omar Príncipe, presidente de la FAA, disparó contra jefe de Estado sosteniendo que "no le tiembla la mano para firmar un decreto en favor de intereses extranjeros; los pequeños y medianos productores seguimos esperando respuestas".

Embed


Según recopila Ámbito Financiero, los cuestionamientos desde la FAA se replicaron en sus terminales en distintos puntos del país.

"Nosotros, por historia y tradición, creemos en la soberanía no sólo territorial sino también alimentaria. Más allá de los capitales extranjeros que vengan, tenemos que discutir cómo hacemos para darles condiciones de arraigo a los productores nuestros", sostuvo el director del Tercer Distrito de la entidad, Elvio Guía.


También el secretario gremial de la FAA, Orlando Marino, aseguró que "acá pareciera que quieren poner un cartel de remate a nuestras tierras, con los productores adentro". "Necesitamos políticas públicas que promuevan el desarrollo rural, las economías regionales, los pueblos del interior", remarcó.

Con la mirada puesta en fomentar inversiones extranjeras, el Decreto 820/2016 de Macri modificó la Ley de Tierras impulsada por el kirchnerismo y sancionada en 2011. La polémica revive la tradicional resistencia del interior al avance de inversiones inmobiliarias con epicentro en la Patagonia y zonas protegidas, como los Esteros del Iberá, en Corrientes.