"La industria local está dedicada en un 80% para exportar a ese país. Por suerte, no hay despidos", dijo el CEO de Fiat Chrysler Automobile Argentina. Si no mejora, 2017 será aún peor.

El CEO de Fiat Chrysler Automobile (FCA) Argentina, Cristiano Rattazzi, admitió la crisis en el sector y advirtió que hasta fin de año habrá suspensiones en la mayoría de las terminales por los inconvenientes que está sufriendo la economía de Brasil. La terminal que dirige tiene unos 4 mil operarios licenciados.

Embed

"La situación de Brasil hasta fin de año es bastante preocupante por eso no veo grandes mejorías en la producción local. Con ese panorama, las suspensiones en las plantas argentinas van a seguir hasta fin de año. La industria local está dedicada en un 80% para exportar a ese país. Por suerte, no hay despidos pero hay suspensiones. Sería mejor estar trabajando a full pero eso, en este momento, es impensado", sostuvo en dialogo con Ámbito Financiero.

Durante este año, las ventas de los autos cayeron bruscamente. Para sostenerse, las concesionarias realizaron bonificaciones y ofertas con la intención de liquidar stock. Esto generó también una merma en las transacciones de autos usados ya que un 0 kilómetro quizás estaba más barato que un 2015.

Embed

Para 2017, necesitan imperiosamente que la situación mejore. Caso contrario, el panorama será aún más complicado. No obstante, desde la sede argentina de la automotriz turinense que conduce Rattazzi estiman que mejore. "Nosotros estamos con un modelo nuevo y esperamos que se abran otros mercados", concluyó el italiano.