Un fotógrafo cercano a Nuevo Encuentro, quien colaboró con la actual gestión de Ramiro Tagliaferro,denunció que fue agredido por militantes del sabbatellismo que lo acusan de "traidor".
Según el relato de Carlos Roberto Ruiz Monasterio, de 23 años, quien publicó un video en Internet para dar a conocer el hecho, fue echado a los golpes de un centro cultural que Nuevo Encuentro tiene en el centro de la localidad bonaerense de Morón.

Ruiz Monasterio reconoció que realizó alguna tarea como fotógrafo durante la gestión Tagliaferro, luego de haber sido un estrecho colaborador del sabbatellismo. Desde Nuevo Encuentro reconocieron que hubo una discusión, aunque aseguran que se trata de una "difamación".

El joven contó que Camila Sabbatella, hija del líder partidario, y otros empleados del bloque de concejales del FPV lo reconocieron y le pidieron las imágenes que supuestamente había obtenido con su celular dentro del Centro Cultural "La Bartolina", ubicado debajo de la sede partidaria.

"Estaba esperando el colectivo en la esquina de Rivadavia y French junto con un amigo, cuando sale del centro un chico, Lucas, que estaba por tocar con su banda en el Centro y nos invita a pasar", relató Ruiz Monasterio en el video, sobre el hecho que ocurrió de madrugada hace unas tres semanas. El joven afirmó que le exigieron que "muestre las imágenes" del celular y que cuando se negó apareció una persona "diciéndome que me habían visto trabajando en el Concejo".

"No había grabado nada, ni tenía el celular encima. Después empezaron a aparecer otros militantes. El rumor de que era un infiltrado se había empezado a correr, por lo que cuando me preguntaban no me estaban escuchando, sino que eran parte de la ola. Después me sacaron a los golpes, sin que presentara resistencia. Me detuvieron en la vereda. Los anteojos volaron. Me arrastraron a la vereda de enfrente y recién ahí se acercaron algunos militantes como Roxana, la responsable del centro en ese momento, para pedirme perdón, sin entender nada de lo que había sucedía. Se suponía que les entendiera el momento que estaban viviendo y que por eso se habían violentado. Me trajeron las cosas que quedaron adentro y me fui", agregó el joven.