El emblema de Boca despejó todos los rumores sobre una posible partida y manifestó su deseo de retirarse en el club. "Firmé por tres años y nunca dudé en el amor que le tengo a esta camiseta", manifestó.
"Obvio que sigo, todo lo que se rumorea son rumores que siempre surgen cuando no se logra el objetivo. Yo firmé tres años y no dudo en lo que firmé ni en el amor que le tengo a esta camiseta", aseguró el delantero en la conferencia de prensa posterior al entrenamiento de este lunes en Casa Amarilla.

Tras la licencia de tres días que se pidió la semana pasada, el Apache fue el primero en llegar a la práctica y, lógicamente, se refirió a su ausencia en los últimos días.

"El DT me ha manifestado que voy a ser el capitán de Boca y para esa responsabilidad tengo que estar fuerte de la cabeza, los chicos no te pueden ver golpeado. Él lo entendió y llegamos a la conclusión de que era lo mejor para mí, para volver con todo y ser ejemplo como siempre"
, explicó el jugador respecto a su licencia.

La rueda de prensa comenzó con una broma de Tevez, quien ante la consulta sobre su continuidad dijo entre risas: "Creo que no sigo, me voy a dedicar a jugar al golf profesionalmente", lo que motivó la sorpresa de algún desprevenido, aunque rápidamente se encargó de aclararlo.

"Frustrados estamos todos. Como hincha y como jugador todavía es maduro el golpe. Pero siempre trato de hacer lo mejor para el club, mi idea siempre es retirarme en Boca, vaya como le vaya al equipo", aseguró el hombre de 32 años.

Además, Tevez fue muy autocrítico por su pobre desempeño en las semifinales de la Copa Libertadores y aseguró que está "enojado" consigo mismo porque "la gente estaba ilusionada" y él no rindió como se esperaba.

"Estoy enojado conmigo mismo. Uno no se puede dar el lujo de no hacer algo distinto, porque la gente espera eso. Ahí es que te juega la cabeza. La gente estaba ilusionada y uno no pudo darle lo que esperaba",
lamentó el delantero en conferencia de prensa.