El equipo ruso fue excluido de los Juegos Paralímpicos de Río de Janeiro por las denuncias de doping de Estado que surgieron del informe publicado por la Agencia Mundial Antidopaje en julio de este año.
La decisión fue anunciada este domingo por el Comité Paralímpico Internacional (CPI) a través de su presidente, el británico Philip Craven. "Suspendemos provisionalmente como miembro al Comité Paralímpico Ruso y, por ello, el equipo ruso no competirá en los Juegos de Río", afirmó Craven en una rueda de prensa que brindó en Río de Janeiro.

El directivo señaló que el informe de la AMA (Agencia Mundial Antidoping) encontró 44 casos de pruebas manipuladas en los Juegos Olímpicos de Invierno de Sochi en 2014.

"Al principio en el informe se hablaba de 35 pruebas. Ayer el informe McLaren añadió otras diez. Y ahora tenemos 45 pruebas de 44 atletas que fueron suplantadas",
informó Craven, quien responsabilizó al Estado ruso de la decisión y lamentó que "el programa de doping que también involucró al deporte paralímpico".

"Lamentamos y nos solidarizamos con los deportistas paralímpicos limpios que no tomarán parte en los Juegos de Río, pero no teníamos otra opción"
, aseguró.

Rusia avisó que apelará la exclusión ante ante el Tribunal de Arbitraje Deportivo (TAS) de cara a los Juegos Paralímpicos se llevarán a cabo en Río desde el 7 de septiembre hasta el 18 del mismo mes.