El máximo tribunal anuló por unanimidad los aumentos residenciales, confirmando el fallo de la Cámara de La Plata, y ahora los incrementos debrán retrotraerse. La medida no incluye a las empresas.
La Corte Suprema de Justicia de la Nación anuló el aumento en las tarifas de gas para usuarios residenciales y estableció que para la fijación de nuevos valores son obligatorias las audiencias públicas.

En el Palacio de Tribunales se confirmó así este jueves el fallo de la Cámara Federal de La Plata, y además se especificó que también se mantiene la tarifa social.

La resolución se suma al rechazo dictaminado ayer miércoles por la Procuradora Alejandra Gils Carbó y la pretensión -de máxima- del Gobierno de validar los aumentos en su totalidad.

Gils Carbó consideró en su pronunciamiento que la falta de audiencia pública restringió los derechos constitucionales de información, consulta y participación de los usuarios y consumidores, y había dictaminado a favor de confirmar el fallo de la Cámara Federal de La Plata.

Las resoluciones sobre las que se declaró la nulidad son la 28/2016 y 31/2016 del Ministerio de Energía, las que dispusieron los nuevos cuadros tarifarios del gas.