Ocurrió en Misiones, en un vuelo de Aerolíneas Argentinas hacia Buenos Aires que estaba con una ocupación del 90%. Tendría que haber salido a las 22 del viernes y, por el chiste, terminó despegando a las 1.40 de la madrugada. El hombre quedó detenido e imputado por "intimidación pública".

Un vuelo de Aerolíneas Argentinas que une Misiones con Buenos Aires debió salir a las 22 de este viernes, pero terminó retrasándose más de tres horas por una broma pesada que hizo un joven de 22 años al advertir, atemorizado, un objeto "extraño" dentro del avión.

Ante esta situación, inmediatamente el personal de Seguridad Aeroportuaria y autoridades del Aeropuerto dispusieron la evacuación preventiva del avión y la evacuación del aeropuerto de Iguazú, por temor a que se tratase de una bomba.

La Policía de Seguridad Aeroportuaria trabajó en el lugar, donde se armó rápidamente un comité de crisis, se contó además con la cobertura de seguridad tanto interna como externa a través del personal que hizo el operativo en los alrededores del aeropuerto.

Luego de varias horas de trabajo, los especialistas determinaron que se trataba de una falsa alarma, por lo que las autoridades se dispusieron a detener al pasajero de 22 años que hizo la broma de mal gusto sobre la amenaza de bomba y lo imputaron por una causa federal de intimidación pública.

El vuelo en cuestión que estaba al 90% terminó saliendo a las 1.40, "los pasajeros estaban asustados y angustiados por esta situación, y es entendible, no pensábamos encontrarnos con una situación así" señalaron en diálogo con Misionesonline fuentes cercanas al episodio.

"Esta persona que hizo la amenaza de bomba falsa tiene que saber que no fue una simple broma, le va a salir caro lo que hizo, porque además de estar imputado ahora por una causa federal de intimidación pública, la línea aérea le va a prohibir de por vida subir a un avión",agregaron voceros de la investigación.