Así lo aseguró el fiscal de la causa, René Bossio, quien se encuentra investigando al jugador. Este lunes, la ex pareja del arquero, Yamila Ríos declaró en la fiscalía durante dos horas y luego se desmayó.
El arquero de Atlético Ticino, Diego Fantino, se encuentra detenido e imputado por el delito de privación ilegítima de la libertad, daños y lesiones graves. Según el fiscal, Fantino tendría antecedentes en delitos similares y está investigando otro accionar violento contra una ex pareja.

Este lunes, Yamila Ríos estuvo más de dos horas declarando ante el fiscal René Bossio para ratificar su denuncia y contar cómo fue su relación con el jugador de fútbol quien culminó sometiéndola a una violenta golpiza.

joven golpeada por jugador cordoba.jpg
La mujer no pudo hablar con la prensa apenas terminó su declaración, tal como había prometido, porque se puso a llorar de manera desconsolada y se desmayó. Quienes la vieron, aseguran que se la veía consternada y visiblemente nerviosa.

Yamila Ríos 01.jpg
"El agresor hizo abandono de persona porque la dejó desmayada en el departamento hasta el mediodía. Yamila recuperó el conocimiento y me llamó", dijo el padre de la víctima, Daniel Ríos a los medios locales.

Embed
Yamila Ríos se animó a contar lo que vivió con el jugador en las redes sociales "Yo me sentía culpable. Pensaba que en algo estaba fallando. Yo, no él. Por eso no lo culpaba. No sé si lo comprendía, quizá más bien lo justificaba. La primera vez fue un tirón de pelos. Me soltó y me pidió perdón. Me abrazó enseguida. Yo no pude llorar, no estaba preparada para eso", comentó al comienzo del post donde contó lo que pasó.

diego fantino jugador de cordoba.mp4
"La vida seguía. Todo era normal. Aquello fue algo aislado, no tenía sentido quedarse con eso. Decidí olvidar, todos nos equivocamos, y él también tenía derecho a equivocarse. Por eso la segunda vez no me sorprendió, quizá estaba tenso, mal", continuó.

Hoy tomo la decisión de contarlo. para liberarlo, porque estoy internada y toque fondo. Y lo hago porque, aunque yo había decidido darle mi vida, él me la estaba arrebatando", escribió.