Claudia Umpiérrez, una abogada de 33 años, entró en la historia del fútbol uruguayo este domingo al ser la primera mujer que dirigió un encuentro de la Primera División de este país, algo que aún no sucedió en el fútbol argentino.
La colegiada, elegida como la 10º mejor del mundo en 2015 por la Federación Internacional de Historia y Estadística de Fútbol (IFFHS en inglés), arbitró el encuentro entre River Plate y el Boston River, correspondiente a la segunda jornada del Campeonato Uruguayo Especial.

Embed
Vinculada al arbitraje desde 2003 e internacional desde 2010, Umpiérrez entró en la historia del fútbol uruguayo tras superar varias etapas en su ascenso hasta la élite.

"Esta es la oportunidad que estaba esperando, sabía que iba a llegar en algún momento",
manifestó Umpiérrez, que tuvo que esperar desde comienzos de este año -cuando se convirtió en árbitro de Primera- para dirigir en la máxima categoría del fútbol uruguayo.

En su debut, Umpiérrez tuvo una correcta labor, amonestó a ocho jugadores y expulsó a uno por doble amarilla en lo que fue goleada por 5 a 1 del ascendido Boston River.

"Estoy muy feliz de haber podido lograr este objetivo. Estoy cumpliendo un sueño a nivel personal y a nivel profesional, pero también tengo una gran responsabilidad por ser la primera para poder demostrar que no es una casualidad, sino que es fruto del trabajo", agregó.

Umpiérrez debutó este fin de semana en la máxima categoría del fútbol uruguayo como colegiada principal, aunque en el último Clausura ya había integrado en varias ocasiones los equipos arbitrales de diferentes partidos.

En la Segunda División ya dirigió cinco partidos y a ello se añade su bagaje internacional, con participaciones en el Mundial Sub 17 femenino de 2012 en Azerbaiyán, varios torneos sudamericanos, el Mundial femenino absoluto de 2015 en Canadá y los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro, uno de sus grandes objetivos al inicio de este año.