Tras el testimonio de la chica de 18 años que denunció haber sido violada en un local bailable, aparecen nuevos testigos que hablan de una disco con trabajo en negro y "un túnel oscuro habilitado para tener relaciones sexuales".
El testimonio de una chica de 18 años que denunció hace unos días haber sido víctima de un abuso sexual el fin de semana en el boliche Chocolate conmocionó a Bahía Blanca. Ahora, la preocupación aumentó a raíz de nuevas denuncias que indican que hay boliches en los que los jóvenes llevan a cabo "fiestas de droga, sexo y menores".

Un vecino se acercó a la Municipalidad para formalizar su inquietud frente a las autoridades, asegurando que le consta la presencia de "droga, sexo y menores" en un boliche de la ciudad. Según el sitio labrújula24.com, apuntó contra el local bailable "Por Qué No", un anexo del Complejo Bailotage que funciona hace décadas a mitad de cuadra de la avenida Colón, donde afirma que las irregularidades en materia de nocturnidad están a la orden del día.
Embed
Luego de denunciar en la Comuna que en ese espacio se realizan fiestas privadas, la cual determinó este fin de semana la clausura de la disco, formalizó su presentación ante la Fiscalía. También declaró ante la Justicia la existencia de trabajo en negro y, según consta en la causa, "cuando te venden la entrada te dan un precinto, no una factura", lo cual también motivó la intervención de AFIP.

El vecino bahiense confirmó que "ofrecen drogas de todo tipo, presencia de menores de edad y un túnel oscuro habilitado para tener relaciones sexuales", según consta en la causa a la que tuvo acceso exclusivo el mencionado sitio web.

Días atrás se publicó lo expuesto por la joven ante la justicia y los detalles son macabros. Según dijo, todo ocurrió alrededor de las 3.30 de la madrugada del sábado, momento en que se apartó de la amiga con la que había salido a bailar.