En 2010, el defensor que este martes protagonizó una pelea a golpes de puño con su compañero Jonathan Silva, ya había sido partícipe de un escándalo cuando se trenzó con Jesús Méndez durante un entrenamiento en La Bombonera.
En aquel momento, el defensor le pegó una terrible patada al volante, que venía con pelota dominada, y luego lo fue a buscar para pegarle un par de manotazos. Afortunadamente, los compañeros llegaron a tiempo para evitar que el inconveniente pasara a mayores.

Por ese entonces, Boca era un hervidero ya que se había ido el entrenador Claudio Borghi y estaba dirigiendo Roberto Pompei de manera interina. Aquella vez, todo se resolvió en una charla.

Insaurralde Mendez