Pablo Rovito, designado por concurso al frente de la Escuela Nacional de Experimentación y Realización Cinematográfica cargó contra el informe periodístico "plagado de falsedades e inexactitudes" que abrió un cisma en el mundo del cine nacional.
En medio del escándalo que generó el apartamiento de Alejandro Cacetta al frente del Instituto Nacional de Cine y Artes Audiovisuales (INCAA), Pablo Luis Rovito presentó este lunes su renuncia al cargo de rector de la Escuela Nacional de Experimentación y Realización Cinematográfica (ENERC).

En su carta de renuncia dirigida a Ralph Haiek, vicepresente del INCAA, Rovito hizo alusión al "carpetazo" vendido como investigación periodística en el programa Animales Sueltos y que dio origen a la crisis en que se ve envuelto desde la semana pasada el mundo del cine nacional entre denuncias por supuestos hechos de corrupción y acusaciones al gobierno nacional por intentar aplicar un fuerte ajuste en el sector.

Rovito calificó al informe como "plagado de falsedades e inexactitudes", y parte de una "burda operación de prensa" que se habría llevado a cabo para "legitimar un pedido de renuncia" de Cacetta. Recordó además que su nombramiento al frente de la ENERC fue por concurso y advirtió que "no tomó contacto o formó parte" de ninguno de los actos administrativos y acciones económicas de la escuela de cine.

Además, acusó a Haiek de "callar" con respecto a las acusaciones de desmanejos presupuestarios.
"¿Qué debería pensar cuando veo que usted calla y otorga validez a estas acusaciones a sabiendas de la inconsistencia y falsedad de las mismas?", aseguró.