El Gobierno porteño invitó a los vecinos a votar por la modificación del horario de la red de subtes, por la que viajan alrededor 1.200.000 personas por día.

La propuesta conjunta del ministerio de Desarrollo Urbano y Transporte y Subterráneos de Buenos Aires contempla cubrir el servicio de todas las líneas desde las 5.30 hasta las 23.30 de lunes a viernes, y de 6 a 24 los sábados. Los domingos se mantendrá el horario habitual desde las 8 hasta las 21.30/22, dependiendo de la línea.

El cambio beneficiaría a alrededor de 50.000 estudiantes que cursan de noche y a aproximadamente 90.000 vecinos y visitantes que disfrutan de la oferta cultural nocturna de la Ciudad. Actualmente, el subte funciona de 5 a 23 de lunes a sábados.

Embed
Cómo participar

La encuesta
, que se realiza a través de Participación Ciudadana, comienza el 3 de mayo y durará una semana. Para que nadie se quede sin votar, el Gobierno porteño dispuso una amplia oferta de canales de participación.

Se puede votar por Internet, a través del sitio web oficial (www.buenosaires.gob.ar) y por los perfiles de Facebook y Twitter del jefe de Gobierno de la Ciudad (www.facebook.com/horaciorodriguezlarreta y @horaciolarreta).

También, en los 17 puntos de mayor tránsito del subte: de lunes a viernes, en las estaciones Perú y Plaza Miserere (Línea A); en Carlos Pellegrini y Federico Lacroze (Línea B), en Independencia y Retiro (Línea C); en Facultad de Medicina y Catedral (Línea D); en Bolívar e Independencia (Línea E), y en Corrientes y Santa Fe-Carlos Jáuregui (Línea H). Los sábados y domingos, en Primera Junta (Línea A); en Pueyrredón (Línea B); en Retiro (Línea C); en Plaza Italia (Línea D) y en la estación Santa Fe-Carlos Jáuregui (Línea H).

Según el Gobierno porteño, la iniciativa surge de las inquietudes y comentarios planteados por los vecinos a través de las redes sociales y en las reuniones semanales que realiza Rodríguez Larreta en los distintos barrios. Se analizaron los flujos de pasajeros y se detectó que durante los días de la semana, de 5 a 5.30, viaja muy poca gente (menos de 2.200 personas). Los sábados sucede algo similar en la primera hora de servicio, entre las 5 y las 6 de la mañana, en la que hay un 40% menos de pasajeros que durante la semana. En cambio, se advirtió que la demanda aumenta cuando cae la noche.