La Justicia encontró culpables de homicidio culposo a una pareja que le daba una dieta vegana a su hijo de siete meses. El niño pesaba apenas cuatro kilos cuando murió.
La Justicia de Bélgica condenó a seis meses de prisión en suspenso a una pareja que mató de hambre a su bebé por darle una dieta basada en leche vegetal. El niño pesaba apenas 4 kilos cuando tenía siete meses.

Peter S. y Sandrina V. fueron condenados esta semana por el homicidio culposo de su hijo Lucas, quien murió el 6 de junio de 2014. La pareja, que tiene una tienda naturista en la localidad de Beveren, nunca había llevado a su bebé al médico a pesar de que pensaban que tenía una alergia al gluten y a la lactosa.

"Los padres hicieron su propio diagnóstico sobre que su hijo era intolerante al gluten y una alergia a la lactosa", explicaron desde la fiscalía al sitio The Independent. Por su parte, la abogada de la pareja explicó que "Lucas tenía un problema de alimentación".

"Si tomaba la mamadera le daban calambres, por eso sus padres probaron otras alternativas. Leche de avena, de arroz, centeno, sémola, quinoa. Todos productos que venden en su tienda", explicó la abogada Karine van Meirvenne.

Pero aunque las leches vegetales son una buena solución para los intolerantes a la lactosa, los médicos aseguran que no cuentan con las propiedades nutritivas necesarias para un bebé. Tanto es así que los órganos de Lucas se habían encogido a la mitad y no tenían el recubrimiento de grasa esperable para un cuerpo sano.

"Nunca llevamos a Lucas al médico porque no notamos que le pasara nada inusual", se defendió Peter S. mientras que su mujer aseguró que "a veces subía de peso y otras bajaba".