*

- 08 de marzo de 2013 - 00:23

"Hay que terminar con los jueces como Oyarbide"

Sergio Schoklender fue liberado del penal de Ezeiza, luego de que la Cámara Federal ordenara su excarcelación, en el marco de la causa que se lo investiga por desvío de fondos de la Fundación Madres de Plaza de Mayo.
Schoklender
Sergio Schoklender criticó al juez federal Norberto Oyarbide, quien lo investiga por el desvío de fondos de la Fundación Madres de Plaza de Mayo, al retirarse del penal de Ezeiza, donde permaneció detenido por orden del magistrado.

"Hay que terminar con los jueces corruptos como Oyarbide"
lanzó el imputado,  que fue excarcelado por orden de la Sala I de la Cámara Federal. Además, contó en diálogo con C5N, que estuvo haciendo "una huelga de hambre durante siete días".

      schoklender.mp4

La Sala I de la Cámara Federal excarceló este jueves a Sergio Schoklender, detenido por el desvío de fondos públicos para la construcción de viviendas sociales por parte de la fundación Madres de Plaza de Mayo, informaron a minutouno.com fuentes judiciales.

La Cámara ya había otorgado la excarcelación a su hermano Pablo y al contador Alejandro Gotkin, en el marco de la misma investigación.

En su resolución, la Cámara mantuvo la caución, es decir la fianza, que ya se había dispuesto el juez federal Norberto Oyarbide año pasado y que les había permitido recuperar su libertad.

El tribunal les otorgó el beneficio a los tres imputados al entender que no se darán a la fuga ni entorpecerán la investigación, mientras continúa el proceso en su contra.

Asimismo, tomó la decisión luego de que el ex apoderado de la fundación haya comunicado que comenzaba una huelga de hambre "hasta las últimas consecuencias".

A través de una carta enviada a Oyarbide, Schoklender indicó que "el proceso penal es una burla a los más elementales principios jurídicos y carente de la mínima ética que debería revestir la administración de Justicia".

El año pasado, la Sala I ya había dispuesto su excarcelación, hasta que hace unas semanas Oyarbide decidió procesarlos con prisión preventiva por asociación ilícita, por lo que los hermanos volvieron a prisión.

A mediados de febrero, el magistrado procesó con prisión preventiva a los hermanos Schoklender por el delito de asociación ilícita y defraudación y les rechazó la excarcelación, lo que fue apelado por los acusados, y así la cuestión llegó nuevamente a la Cámara.

Por su parte, los  jueces Eduardo Freiler y Jorge Ballestero coincidieron en la rebaja de las fianzas, en tanto que el tercer integrante del tribunal, Eduardo Farah, había considerado "ajustada a derecho" la decisión de Oyarbide de imponer cauciones millonarias.

La Cámara Federal ya había ordenado sus excarcelaciones bajo la caución que determinara Oyarbide, que estableció una fianza por una suma de cuatro millones de pesos para los hermanos Schoklender y de dos millones para Gotkin .

El menor de los hermanos dijo no tener esa plata y apeló para que los jueces de la Cámara Federal le redujeran la suma. Gotkin hizo lo mismo.

Sergio Schoklender, el principal acusado, se había presentado ante la Cámara Federal y denunció que Oyarbide le impedía defenderse.

La Cámara luego, ordenó la reducción de los montos, con lo cual los acusados pudieron recuperar su libertad.

Ahora la misma Sala deberá resolver la cuestión de fondo, es decir si confirma o no los procesamientos dictados por Oyarbide.


Otras Relaciones

Video Relacionado

Lo que más te interesa

 
Comentar esta nota