La cantante y jurado de "Soñando por cantar" confesó qué hizo falta para que se animara a destaparse en la nueva campaña de un marca de lencería.
Patricia Sosa acusa 57 años de edad, pero si quisiera, podría hacerse cargo de varios menos. La cantante y jurado de "Soñando por cantar" mostró su privilegiada figura en la campaña de una marca de lencería y se lució como nunca.

"Me llamaron de Selú porque consideraron que, por mi perfil, otras mujeres pueden empatizar conmigo. Por supuesto, dije terminantemente que no", comentó Sosa en la revista Paparazzi, donde ofreció un adelanto de su producción.

La cantante dio el brazo a torcer después de que un fotógrafo de confianza, Gabriel Machado, la convenciera en nombre de la empresa: "Me llama y me dice: 'Mirá, me hago responsable de esta campaña, va a estar increíble'. De la mano de él, me animé y el resultado fue fantástico", explicó.

Sosa impuso la condición de supervisar las fotos elegidas para la campaña, pero no fue la única que juzgó su trabajo. "Si fuera por Oscar (Mediavilla, su marido) yo ya tengo que posar para Playboy. Siempre me ve más de lo que yo me veo. 'Estás bárbara, estás genial, ponete la pollera más corta', me asegura", contó la cantante.

"Le encantaron todas las fotos. Es más, las tiene en el celular... ¡Y lo quiero reventar! Si llega a perder el teléfono, y bue... Pero él me dice que las quiere tener porque las mira", aseguró Sosa, y no es para menos.