Se trata de Axelle Despiegelaere, quien a partir de sus fotos en medios y redes sociales fue contactada por la compañía L'Oréal para hacer una campaña. Además, ya sumó su primera polémica.
0