El abogado de los jugadores de Vélez aseguró que "hubo muchas personas" en la casa del abuso

Mariano Cúneo Libarona afirmó que sus defendidos, Thiago Almada y Centurión, se habían ido de la casa quinta de San Isidro cuando ocurrió la presunta violación.

Mariano Cúneo Libarona, el abogado de los jugadores de Vélez que declararon como testigos en una causa en la que se investiga el presunto abuso de una joven de 28 años, aseguró que "había muchas personas" en la casa quinta de San Isidro donde habría ocurrido la violación.

El letrado de los jugadores Thiago Almada y Ricardo Centurión afirmó además que sus defendidos "no tienen ninguna responsabilidad" en el hecho por el que declararon como testigos y no como imputados.

"Tanto Almada como Centurión declararon en calidad de testigos y contaron todo lo que sucedió, la actitud que tuvo cada uno y donde estaban. Además, afirmaron que había varias personas y que llevamos como testigos y que ratificaron la inocencia de los jugadores", destacó Cúneo Libarona.

En declaraciones televisivas, el abogado indicó, además, que el delito que se investiga es "de propia mano" y que los jugadores del Fortín "contaron todo lo que vieron, los personajes que estuvieron y que hizo cada uno de ellos".

"Lo que ocurrió no fue en una fiesta sino durante un asado en una casa quinta y los jugadores se retiraron a las 20. Ellos mismos se ofrecieron ayer a declarar en calidad de testigos para contar todo lo que pasó", agregó.

Cúneo Libarona precisó que tanto Almada como Centurión "viven con mucho dolor toda esta situación, porque se los involucra como si hubieran cometido un delito de abuso en manada" y, en este aspecto, destacó que en los medios "se publicó el hecho con un grado de perversión que les hizo mucho daño a ellos y a sus familias"

Respecto a la actitud que tomará Vélez, que los separó del plantel y no los incluyó en el partido que ese equipo debía disputar por la Copa Diego Maradona, indicó que "el club tiene un protocolo y si averiguan van a saber que mis defendidos no tienen ninguna responsabilidad en los hechos".