Boca campeón: los festejos de los hinchas en el Obelisco

Deportes

Luego de la consagración en Córdoba, los fanáticos "xeneizes" se concentraron en el mítico monumento porteño.

El Obelisco es el lugar tradicional de los festejos de los hinchas argentinos, y este domingo, tras la consagración de Boca en la final de la Copa de la Liga, los fanáticos de Boca se acercaron hasta la 9 de Julio para celebrará la nueva estrella.

El conjunto de Sebastián Battaglia goleó 3-0 a Tigre en Córdoba y se quedó con el título. Por eso aquellos hinchas que no viajaron hacia la capital provincial se concentraron en el mítico monumento porteño.

El Obelisco se fue poblando de aficionados auriazules apenas media hora después de concluido el partido, mientras desde la Avenida 9 de Julio, de norte a sur y de sur a norte, los hinchas llegaban en distintos medios de locomoción e inclusive a pie.

Lo mismo ocurría en otros sectores de la Ciudad de Buenos Aires mientras en distintas ciudades del conurbano estallaban petardos y fuegos de artificio por doquier.

Claro que esto no era privativo de Buenos Aires, ni siquiera de Córdoba, donde los futbolistas se quedaron casi dos horas después de finalizado el encuentro sentados en la mitad de la cancha. Los festejos se trasladaron hasta distintos puntos de la Patagonia como de otras ciudades del centro y norte del país, y justamente Jujuy fue uno de esos epicentros donde se concentran gran cantidad de hinchas de Boca.

En la plaza central de San Salvador de Jujuy el público se fue concentrando una vez terminado el partido para desatar toda su felicidad, la mayoría enfundados en los tradicionales colores del "xeneize", al grito de "Dale Campeón" y "Un minuto de silencio…", dedicado a su clásico rival, River Plate.

Así la plaza Belgrano se fue convirtiendo en el escenario elegido por los hinchas, pero también la peatonal del centro jujeño fue otro de los puntos de encuentro de los más fanáticos, que dieron rienda suelta a su alegría con varias caravanas de autos hasta el anochecer.

Grandes y chicos, pero en su mayoría jóvenes, se unieron al festejo del título 72 del club en toda la provincia, algo que se hizo extensivo a las ciudades de San Pedro, Libertador General San Martín, Palpalá y por supuesto La Quiaca. No era para menos, Boca había sido nuevamente campeón. Ni más ni menos.

Embed

Dejá tu comentario