Marco Van Basten: "El Napoli de Maradona ganó por decreto"

Deportes

El reconocido delantero neerlandés publicó sus memorias llamadas "Basta" y allí hace sorprendentes revelaciones.

Marco Van Basten, reconocido jugador neerlandés, sacó hace algunos días sus memorias llamadas "Basta", allí repasa su carrera y hace sorprendentes revelaciones sobre distintas estrellas del fútbol, como Diego Maradona, Lionel Messi y Johan Cruyff.

En una entrevista exclusiva con el diario AS, el delantero habló sobre Cruyff: "Es fundamental, era mi ídolo, mi consejero, mi padre deportivo y la persona que más ha influido en el fútbol moderno. Esto fue una cosa antes de Cruyff y otra cosa después. Su influencia en el juego fue brutal como jugador, pero más como técnico. Su influencia aún se nota con Guardiola", expresó

Luego, le consultaron sobre su relación con Diego Maradona, ya que ambos coincidieron en la década del '90 en el fútbol italiano: "De admiración y respeto. Era maravilloso como futbolista. Como persona le conocí mejor cuando ya estábamos retirados y trabajé para la FIFA. Me pareció una gran persona muy preocupada por el bienestar de los jugadores".

"Fue en el 90, creo. Sólo iba un equipo a la Copa de Europa, pero cambió la norma y si ganabas la Copa de Europa el equipo campeón de Liga podía ir también a la competición. Nosotros ganamos la Copa de Europa y en Italia hicieron todo lo posible y lo imposible para que el Nápoles ganara esa Liga y tener dos italianos en la máxima competición. Los escándalos arbitrales en contra del Milan, el Inter y el Verona eran increíbles y los favores al Nápoles, constantes. Ganó el Nápoles por decreto. El partido que les regalaron en Bérgamo con Alemao simulando una agresión cuando perdían 2-0 fue tremendo. Ganaron ese partido clave en los despachos", relató Van Basten sobre el campeonato que ganó Napoli.

Por otro lado, le hicieron la típica comparación entre Lionel Messi y Maradona, a lo que el ex jugador respondió: "Son los dos maravillosos, Messi es más constante pero Maradona era más líder, un verdadero capitán. Un luchador".

Ya hablando de su vida personal, le consultaron sobre sus últimos años de carrera y de la cantidad de veces que tuvo que jugar con dolor. "En lo últimos años, siempre. Pero no sólo jugaba con dolor, vivía con dolor. Mi vida no era normal", explicó. Y añadió: "Fue peor que perder un gran amor, perdí mi vida. Me torturaba preguntándome porqué me pasaba eso, pero Dios jamás me envió una carta para explicármelo".