Mara Gómez, tras su debut: "Casi no estaba acá y hoy puedo disfrutar del fútbol"

Deportes

La delantera de Villa San Carlos se convirtió en la primera jugadora trans en debutar profesionalmente.

Mara Gómez, protagonista de una jornada histórica para el fútbol femenino al convertirse en la primera jugadora trans en debutar profesionalmente, expresó este lunes su alegría pero también recordó que el deporte la salvó en momentos difíciles de su vida.

"Estoy demostrando un cambio social y que los sueños se cumplen. La vida no es fácil para nadie, pero nada es imposible. Hoy estoy acá, viviendo algo que creí indispensable cuando estuve al borde de no estar, de no existir...Estoy disfrutando del fútbol, que es mi terapia", manifestó Mara, unos minutos después de haber quedado en la historia del deporte argentino.

Luego de muchos años de lucha y meses de espera, Mara fue titular en el equipo de Villa San Carlos con la número 7 en su espalda y disputó todo el partido ante Lanús por la segunda fecha del torneo de Primera División del fútbol femenino de AFA.

La derrota por 7-1 en la mañana de Berisso quedará como anécdota en medio de un día histórico para el deporte argentino y para la ampliación de derechos en nuestro país. A los 23 años, Mara se convirtió en la primera futbolista trans en jugar en la máxima categoría del fútbol femenino y marcó un antecedente en la lucha del colectivo LGBT.

https://twitter.com/porquetendencia/status/1335957375174455296

"Nuestro colectivo siempre fue excluido y discriminado por muchos ámbitos de la sociedad. El primer paso siempre es la familia: si te echa, estás en la calle. Ahí tenés dos caminos: morir o aferrarte a la vida y saltear los obstáculos", remarcó Mara en diálogo a Télam en las afueras del estadio Genacio Sálice de Berisso donde la esperaba una nutrida guardia periodística de medios nacionales e internacionales.

"En la previa estaba nerviosa y ansiosa, se me pasaron muchas cosas por la cabeza. Después en la cancha me sentí bien y lo disfruté. Extrañaba el fútbol después de tantos meses en cuarentena", admitió la delantera que se declara hincha de Boca Juniors y admiradora de Juan Román Riquelme.

Su primera intervención en el partido fue un pase atrás que casi terminó en el primer gol de Lanús pero Mara no se achicó y en la siguiente tiró un taco en la mitad de cancha. Las jugadoras del "Granate" también le regalaron una camiseta de Lanús con el nombre Mara Gómez y el número 10 en la espalda en forma de reconocimiento.

Juan Cruz Vitale es el entrenador de Villa San Carlos y uno de los responsables de este hecho histórico ya que fue a buscar a Mara cuando se enteró que había sido dos veces goleadora de la liga amateur platense con el equipo Las Malvinas.

"Desde el primer día, Mara es una jugadora más, más allá de su condición especial que genera tanto revuelo. Desde el principio le aclaramos que la buscamos por su condición de jugadora y porque tiene el arco entre ceja y ceja. Lleva consigo una bandera enorme y tiene espalda para portarla", le contó Vitale a Télam, en la previa del partido antes de que todo el plantel ingrese al vestuario.

Sus compañeras de equipo también la consideran una más del grupo y la integraron de la mejor forma al plantel.

"Mara es una más de equipo, trabaja y no se guarda nada, es pura entrega", destacó Emilia Braga, autora del gol y capitana de las "Villeras". "La verdad no caíamos en la inmensidad de todo esto. En las últimas semanas había cámaras por todos lados, pero Mara la pelea como todas", agregó Braga.