La Liga española, "en shock" por la salida de Lionel Messi de Barcelona

Deportes

LaLiga de España entró "en shock" por la comunicación del club Barcelona sobre la salida del argentino Lionel Messi, que se atribuyó a "obstáculos económicos y estructurales" por la normativa de la entidad rectora del fútbol en ese país.

Las autoridades del torneo español de primera división tomaron con "mucha sorpresa" la noticia de alto impacto mundial, en especial por el hecho de que sea divulgada "sin que Messi tenga un acuerdo con otro club".

En ese sentido, confiaron voceros de LaLiga consultados por Télam, no se descarta que sea "una estrategia de presión" por parte de Barcelona para forzar un acuerdo salomónico que garantice la continuidad del astro rosarino.

"Desde el punto de vista de lo legal, no hay dudas que las reglas están para cumplirlas y son iguales para todos. Desde lo deportivo, es indudable que la partida de Messi tendría un impacto negativo para LaLiga, más allá de que sea un campeonato con vida propia", admitió a esta agencia la misma fuente.

Frente a los obstáculos citados para justificar la salida, Barcelona lamentó "profundamente que no se puedan cumplir los deseos tanto del jugador como del club".

La dirigencia de LaLiga le impuso a la entidad catalana un nuevo límite presupuestario para su plantel en función del último balance presentado, que registró importantes pérdidas por el efecto de la pandemia de coronavirus.

Barcelona terminó la temporada pasada excedido en los 348 millones de euros autorizados para gastar y ahora debe aligerar su masa salarial en aproximadamente 200 millones para poder inscribir el nuevo contrato del capitán del seleccionado argentino.

"Las normas son las que son. No se van a cambiar. No vamos a hacer reglas ad hoc por el tema de Messi. Con una reducción importantísima de su masa salarial y una reestructuración de la deuda, Barcelona volverá a una situación buena, aunque no la de hace tres o cuatro años en el mercado", aseguró el presidente de LaLiga, Javier Tebas, el pasado 21 de junio a pocos días de la conclusión del vínculo del rosarino.

Messi, 34 años, terminó su contrato el pasado 30 de junio pero tenía acordada una extensión del vínculo con el club que lo recibió cuando tenía apenas 13 años.

En las últimas semanas, Barcelona había encarado una profunda depuración del plantel profesional para abaratar la masa salarial y cumplir con las exigencias de LaLiga y el fisco español.

A su vez, el futbolista campeón de la última Copa América había aceptado una rebaja de hasta el 50 por ciento de su sueldo que de todos modos resultó insuficiente para que se encuadre en la compleja realidad de un Barcelona acosado por el fair play financiero.

Comunicada la noticia, los medios españoles especularon que París Saint Germain sería la opción prioritaria para el futuro del futbolista, que apunta a llegar al próximo Mundial Qatar 2022 en un alto nivel de competitividad.

Días pasados, mientras Messi pasaba sus vacaciones, se fotografió con cuatro amigos que militan en el club francés: los argentinos Leandro Paredes y Ángel Di María; el brasileño Neymar y el italiano Marco Verratti.

Embed

Dejá tu comentario