Boca despide a Maradona: "Eternas gracias, eterno Diego"

Deportes

El club que lo disfrutó como jugador y como hincha, despidió a su máximo ídolo.

“Eternas gracias. Eterno Diego”. Cuatro palabras que lo dicen todo. Boca despidió a Diego Armando Maradona, quien murió este miércoles a los 60 años a causa de un paro cardiorespiratorio mientras se encontraba en su casa del barrio San Andrés, en el partido de Tigre. El Diez estaba en plena recuperación tras ser operado de un hematoma subdural pero sufrió una descompensación en horas del mediodía y no pudieron reanimarlo.

https://twitter.com/BocaJrsOficial/status/1331639645713600512

El club compartió el mensaje en sus redes sociales oficiales con una foto de Maradona en La Bombonera. Las cuentas afines no oficiales también expresaron su dolor y despidieron al ídolo.

Diego Maradona llegó a Boca en 1981 tras su paso por Argentinos Juniors. Si bien había recibido ofertas de River, el Diez quería ser transferido al club xeneize.

boca.jpg

Debutó con la camiseta azul y amarilla el 22 de febrero ante Talleres con dos goles en el partido que Boca ganó por 4 a 1. El 10 de abril jugó el primer Superclásico ante River en La Bombonera con un triunfo contundente para los locales por 3 a 1 convirtiendo uno de los goles.

Su último partido en su primera etapa en Boca fue el 6 de febrero del ‘82 con una derrota ante River. Después de 40 partidos y 28 goles, Maradona dejaría Boca para jugar en el Barcelona y continuar su carrera en el fútbol europeo para hacer historia en el Nápoles de Italia.

No volvería al club sino hasta el 9 de julio del 98 en un partido ante Newell’s. Sin embargo, el 24 de agosto, tras un triunfo ante Argentinos Juniors, Maradona dio positivo en el control antidoping y fue suspendido.

El partido de despedida se realizó en La Bombonera el 10 de noviembre de 2001 con jugadores de la Selección argentina y estrellas del mundo del fútbol entre los que asistieron Roberto Ayala, Juan Sebastián Verón, Javier Zanetti , Pablo Aimar, Enzo Francescoli, Éric Cantona, Davor Šuker, Juan Román Riquelme, Carlos Valderrama, Hristo Stoichkov, Nolberto Solano y René Higuita.

Fue en ese partido cuando dejó una de las frases más recordadas de Maradona: “Yo me equivoqué y pagué, pero la pelota no se mancha”.