Erik Lamela marcó un golazo de rabona y luego se fue expulsado

Deportes

El jugador argentino puso en ventaja al Tottenham con una definición de lujo, digna del Premio Puskás, pero minutos más tarde vio la tarjeta roja.

Este domingo, se jugó el clásico entre el Arsenal y Tottenham, en la recta final de la Premier League. El triunfo fue para los "Gunners" que vencieron al equipo de Mourinho por 2-1 y se quedaron con tres puntos importantes.

Las miradas se las llevó Erik Lamela, quien sobre los 32 minutos de la primera parte, recibió la pelota en el área de parte de Lucas Moura. El pase le quedó un poco incómodo pero su reacción fue veloz y de categoría: definió de rabona entre las piernas de Thomas Partey y así decretó el 1-0 para el elenco visitante.

https://api.scraperapi.com/?api_key=1e0f56943452409b556fd540b2fa059c&premium=true&url=https%3A%2F%2Fpublish.twitter.com%2Foembed%3Furl%3Dhttps%3A%2F%2Ftwitter.com%2FBASSAM0034%2Fstatus%2F1371145794582102018%3Fs%3D19

El festejo del ex River fue eufórico y sus compañeros se tomaron la cabeza al ver la lujosa definición del argentino y rápidamente, corrieron a abrazarlo y a festejar la apertura del marcador.

Pero no todo fue alegría, es que el volante se fue expulsado por doble amarilla luego de propinarle un manotazo en la cara a un rival cuando iban 75 minutos de partido. Mourinho, que estaba al lado, no lo podía creer. Fue la primera vez que vio la roja con la camiseta del Tottenham y la segunda en toda su carrera.

https://api.scraperapi.com/?api_key=1e0f56943452409b556fd540b2fa059c&premium=true&url=https%3A%2F%2Fpublish.twitter.com%2Foembed%3Furl%3Dhttps%3A%2F%2Ftwitter.com%2FBASSAM0034%2Fstatus%2F1371160537241939968%3Fs%3D19