Brasil repudió el racismo contra Vinicius Jr

Deportes

El presidente Lula da Silva, expresó su "solidaridad" con el jugador en una conferencia de prensa al cierre de la cumbre del G7 en Hiroshima, Japón.

Los insultos racistas que recibió la estrella brasileña Vinícius Jr. en un estadio de España generó una fuerte condena desde los principales líderes mundiales, como el presidente Lula da Silva hasta de colegas como el francés Kylian Mbappé y su compatriota Neymar.

La jornada del domingo de la Liga española se manchó una vez más por un caso de racismo en contra del delantero brasileño y las repercusiones traspasaron la línea del deporte.

Con este panorama, el presidente de Brasil, Luiz Inácio Lula da Silva, expresó su "solidaridad" con el jugador en una conferencia de prensa al cierre de la cumbre del G7 en Hiroshima, Japón: "No es posible, en pleno siglo XXI, tener un prejuicio racial tan fuerte en tantos estadios de fútbol. Es injusto que un pobre chico a quien le ha ido tan bien en la vida, que tal vez se convertirá en el mejor del mundo, sea insultado en cada estadio en el que juega", condenó.

En esta ocasión, "Vini" se descargó contra LaLiga y también contra España, ya que aseguró que en su país, Brasil, se lo conoce como un "país racista". Esto generó la respuesta de la dirigencia política de España: "Los cánticos racistas en los estadios de fútbol no representan a nuestro país, ni a ninguna hinchada de fútbol", aseguró la vicepresidenta segunda del gobierno, Yolanda Díaz.

Vinícius se reunió con el presidente de Real Madrid, Florentino Pérez, y el club le brindó todo el respaldo a una de sus figuras. Por su parte, Valencia condenó los hechos sucedidos en su estadio y anunció que expulsará "de por vida" a los responsables. Uno ya está identificado y trabajan para hacerlo con el resto.

En el medio de este lamentable hecho, los medios españoles señalaron que el delantero podría recibir dos fechas de suspensión por la expulsión. Esto podría sumar una nueva razón para el futbolista, quien analiza seriamente la posibilidad de dejar la Liga española pese a tener contrato hasta 2027 y una millonaria cláusula de rescisión.

Embed

Dejá tu comentario