Guzmán salió al cruce del discurso dolarizador de algunos sectores de la oposición

Economía

En el marco del Foro de la Asociación Empresaria Argentina Guzmán ratificó el rumbo económico y destacó los robustos índices de reactivación que se viven desde el año pasado.

El ministro de Economía de la Nación, Martín Guzmán, salió al cruce del discurso dolarizador de la derecha y afirmó este martes que la Argentina "no puede abandonar el camino de construcción de una moneda respetable".

"Abandonar la moneda es reconocer una derrota como Estado-Nación, lo que dañaría fuertemente a la República", indicó Guzmán durante su presentación en el Foro de la Asociación Empresaria Argentina (AEA).

En ese marco destacó además el carácter "estratégico" del gasoducto Néstor Kirchner al señalar que se encuadra "en las necesidades que enfrenta la Argentina", y sostuvo que el Gobierno nacional avanzará "impulsando licitaciones técnicas que se adecuan a las necesidades del país"

"Avanzaremos con la obra estratégica del gasoducto Néstor Kirchner, impulsando licitaciones técnicas que se adecuan a las necesidades del país", sostuvo.

Más temprano, en un mensaje grabado el presidente Alberto Fernández destacó que la Argentina posee un "gran futuro" frente a la "ventana de oportunidad" que el actual contexto mundial abrió respecto a la energía y los alimentos, y pidió "reglamentar adecuadamente la distribución del ingreso" ya que "un número muy importante de argentinos no han logrado captar" las "ganancias que se están dando".

"La Argentina, si sabe aprovechar esta ventana de oportunidad, puede ser un gran productor de energía" afirmó el mandatario, quien pidió "sacar la ley de agroindustria" ya que el país puede "ser también un gran productor de alimentos".

Fernández además destacó que, durante la pandemia de coronavirus, el Gobierno logró sortear "dos obstáculos muy grandes: el de la deuda con acreedores privados y el de la deuda con el Fondo Monetario Internacional".

"En el primero de los casos, garantizamos que los argentinos al cabo de diez años, ahorren US$ 38.000 millones", sostuvo Fernández respecto al acuerdo con los bonistas privados mientras que destacó que, con el programa con el FMI, "durante los próximos cuatro años no tendremos que afrontar ninguna de las obligaciones que el gobierno anterior había contraído".

Por otro lado, el jefe de Estado enfatizó la necesidad de mejorar la distribución del ingreso, pese a que la economía "sigue generando trabajo formal de un modo significativo".

"No estamos contentos porque todavía hay un número muy importante de argentinos que no han logrado captar esa ventaja, esas ganancias que se están dando", subrayó, al tiempo que cuestionó a las productoras de alimentos por no "desacoplar suficientemente los precios internacionales de los internos" y no haber logrado que "se asocien al conjunto de los argentinos".

Embed

Dejá tu comentario