Muchas empresas ya regalan "experiencias" a sus empleados

Economía

Las compañías se están inclinando por los obsequios "a la carta", cuyo costo es de entre 300 y 600 pesos en lugar de los productos tradicionales, como vinos o agendas.

Cada vez son más las empresas que buscan una manera diferente y novedosa de agasajar a sus trabajadores a Fin de Año, aunque los obsequios tradicionales, como la caja navideña, agendas, botellas de vino y demás siguen teniendo un peso importante.

Se trata de los cada vez más famosos "regalos a la carta", que incluyen un variado abanico de propuestas: desde una cena hasta un día de spa, pasando por un paseo en globo aerostático o estadías en un hotel boutique. 

El director comercial de la empresa Valija Chica –una de las compañías que ofrecen regalos a la carta– Nahuel Filardi Sabín, comentó a minutouno.com que “por suerte, hoy las empresas están tendiendo a propuestas originales como lo son los regalos de experiencias, entre los que se destacan las propuestas gastronómicas, que son las que más se obsequian”.

En coincidencia, el socio fundador de Bigbox, Gastón Parisier, destacó que “los obsequios corporativos encontraron una nueva modalidad: regalar experiencias, ponderando la elección de las vivencias por sobre los productos o regalos tangibles”.

La directora de la firma Regalos a la carta, Aurélia Porolli, aseguró a minutouno.com que las empresas están buscando cada vez más opciones originales, quieren sorprender y hacer regalos personales, que apunten a extender el vínculo entre la empresa y el empleado”.

La empresaria explicó que “un regalo a la carta es un estuche que contiene un catálogo de experiencias temáticas –gastronomía, belleza o deporte- y un voucher que le permite al agasajado elegir una opción y disfrutarla sin tener que pagar nada. A las empresas, les evita equivocarse con el regalo”.

Estas empresas coinciden en que los trabajadores reciben obsequios que van desde los 300 a los 600 pesos, aunque para los nacimientos, Día del Padre o de la Madre o para las bodas, el presupuesto suele ser más acotado, cercano a los 150 pesos.

Para Filardi Salbín, “las empresas que compran este tipo de obsequios son de diversos tamaños pero, las más grandes son las que más utilizan esos regalos como parte de la propuesta de valor para sus empleados”.

Parisier explicó que “las grandes corporaciones fueron las primeras en descubrir y elegir las cajas de experiencias” pero las pymes comenzaron hace algunos años a realizar “obsequios de este tipo, teniendo muy buenos resultados”.

En el momento de elegir los regalos, los trabajadores no se muestran demasiados originales: las propuestas de belleza y spa son las más usadas por las mujeres y las actividades deportivas y al aire libre son las más elegidas por el segmento masculino.

Fin de Año es la fecha donde todas las empresas suelen realizar estos tipos de regalos pero, durante el año hay varios momentos donde también se obsequian, tal es el caso del Día de la Madre, el Padre o la Secretaria”, comentó Filardi Sabín. Y los Parisier y Porrolli, coincidieron.

También, indicaron estos empresarios, se utilizan estos obsequios como parte de programas de incentivos en ventas y fidelización u otros motivos como regalos de cumpleaños, años de antigüedad en la empresa. 

Hoy, el 90 por ciento de las ventas son a clientes corporativos, pero el sector confía que el mercado argentino irá evolucionando igual que el francés o el belga, donde el principal comprador de este tipo de productos pasó a ser el consumidor final.

Mariana Leiva

Dejá tu comentario