El FMI reconoció que "tomará tiempo" llegar a un acuerdo con Argentina

Economía

La reestructuración de la deuda que el país mantiene con el Fondo Monetario Internacional (FMI) "está en marcha", pero falta un trecho para cerrar el canje.

"Las discusiones están en marcha, son activas, son constructivas", afirmó este jueves Gerry Rice, vocero del Fondo Monetario Internacional (FMI), al referirse a la negociación que Argentina mantiene con la entidad financiera desde 2020 por el canje de la deuda.

Sin embargo, el vocero del FMI dijo en nombre de la entidad financiera que "tomará tiempo para que esas discusiones eventualmente conduzcan a un programa" para saldar la deuda que Argentina contrajo durante el gobierno de Mauricio Macri.

El ministro de Economía, Martín Guzmán, se reunirá el 23 y 24 de marzo con la directora del FMI, Kristalina Georgieva, y Rice aseguró que desde la entidad financiera multinacional el objetivo "es ayudar al pueblo argentino como podamos".

Durante la conferencia de prensa que brindo en Washington, el vocero afirmó: "Creemos que un programa respaldado por el FMI podría ayudar a la Argentina a fortalecer su economía y sentar las bases para un crecimiento sostenible e inclusivo. Ese es el principio que seguimos. Eso no ha cambiado".

Por cierto que Rice evitó detallar cómo sería una eventual distribución de recursos para la Argentina a través de una asignación de los denominados Derechos Especiales de Giro (DEG).

"Si eso avanza, estaremos en una posición de hablar de lo que una asignación de DEG puede significar para la Argentina y otros países", afirmó Rice, para quien ambas partes están "comprometidas" en las negociaciones.

El FMI aguarda un "plan económico" del Gobierno de Alberto Fernández para ver "cómo podemos ayudar para llevar adelante esa política", sostuvo Rice. El país recibió casi US$ 45.000 millones de los US$ 57.000 millones que Mauricio Macri había pedido prestados.

Después de siete meses de negociaciones, y con la expresa valoración del FMI sobre que "tomará tiempo" llegar a un acuerdo, el objetivo de Martín Guzmán de cerrar un pacto en mayo de 2021 estaría lejos de cumplirse.

Ocurre que el programa stand-by de 2018 que sellaron el Gobierno de Macri y el FMI liderado en ese momento por Christine Lagarde tuvo características excepcionales, en principio por el monto que recibió el país.

Hoy en día la titular de FMI es Kristalina Georgieva, y el gobierno de Buenos Aires también es otro.

Además de la deuda con el FMI, la Argentina mantiene otra con el Club de París, por US$ 2.400 millones.