En sintonía con Argentina, el G-24 cuestionó por "regresivos" los sobrecargos que aplica el FMI

Economía

Uno de los reclamos que llevó Guzmán al encuentro con el FMI es precisamente por la política de sobretasas que aplica el organismo a países con créditos por encima de su cuota.

El G-24, el foro que nuclea a 24 países en desarrollo, cuestionó este martes la política de sobrecargos que impulsa el Fondo Monetario Internacional (FMI), a la que instan a "corregir por su carácter regresivo".

La posición del G-24 se conoció a través de un comunicado del grupo intergubernamental durante la Asamblea del FMI y el Banco Mundial (BM) que se lleva a cabo en la ciudad de Washington.

Solicitamos al FMI que considere la revisión de los límites de acceso y de la política de sobretasas. Instamos al FMI a corregir el carácter regresivo y procíclico de la política de sobretasas y a suspender, o al menos a reducir sustancialmente, los recargos existentes con el fin de apoyar las respuestas a la pandemia”, señalaron en un comunicado.

El G-24 también pidió el redireccionamiento de los Derechos Especiales de Giro (DEG) emitidos por el FMI hacia los países de ingresos bajos y medios que más necesitan asistencia para lidiar con los efectos económicos de la pandemia, y saludaron la propuesta del organismo para la creación de un Fondo de Resiliencia y la Sostenibilidad (FFRS) con mejores condiciones de financiamiento para los países en desarrollo.

“Celebramos la nueva asignación de derechos especiales de giro (DEG) equivalente a 650.000 millones de dólares para apuntalar la liquidez mundial, que es una importante respuesta internacional a la crisis de la pandemia. Instamos a una canalización voluntaria significativa de DEG desde los países con sólidas posiciones externas hacia los países de bajo y mediano ingreso que necesitan apoyo”, destacaron.

El G-24, además de Argentina, está integrado por Argelia, Brasil, Colombia, Congo, Costa de Marfil, Egipto, Etiopía, Filipinas, Gabón, Ghana, Guatemala, India, Irán, Líbano, México, Nigeria, Paquistán, Perú, Siria, Sri Lanka, Sudáfrica y Trinidad y Tobago. Además cuenta con la participación de países observadores y una filiación especial de China.

La eliminación de la tasa de sobrecargos que cobra el FMI sobre los países que recibieron créditos del FMI por niveles muy superiores a su cuota es uno de los pedidos al organismo multilateral por parte del equipo económico argentino, encabezado por el ministro Martín Guzmán.

El ministro de Economía argentino participó ayer en un encuentro de trabajo con el staff del Fondo Monetario Internacional (FMI) en la ciudad de Washington, Estados Unidos, en el que se abordaron aspectos técnicos de la negociación para la reestructuración de la deuda por 44.000 millones de dólares que la Argentina tiene con el organismo.

La agenda continuará esta tarde cuando se reúna, aproximadamente a las 18, con la titular del FMI, Kristalina Georgieva.

Embed

Dejá tu comentario