Ganancias: subirán la alícuota para grandes empresas y la bajarán para pymes

Economía

El Poder Ejecutivo envió al Congreso un proyecto que modifica las alícuotas para sociedades según el volumen de sus ganancias, desde el 25 al 35 por ciento.

El Gobierno Nacional envió al Congreso un proyecto de ley que establece un sistema progresivo de alícuotas de Ganancias que se aplicarán a las Sociedades de Capital, que oscilarán entre el 25 y el 35 por ciento y a la distribución de dividendos que será del 7 por ciento.

El Poder Ejecutivo había previsto en diciembre mantener por otro año la suspensión de la rebaja al 25 por ciento a todas las sociedades que había sido establecida por Mauricio Macri, pero ahora decidió promover un proyecto para modificar la ley del Impuesto a las Ganancias y establecer un sistema permanente del tributo a esas sociedades, con el fin de mejorar la recaudación fiscal.

"Resulta oportuno introducir modificaciones permanentes a la tasa de sociedades en el Impuesto a las Ganancias, pero con un nuevo esquema innovador en la historia del sistema tributario argentino que establezca un tratamiento diferencial en beneficio de las sociedades de menor tamaño o que, por alguna circunstancia obtenga bajas rentas en un determinado período fiscal", señala el PEN en el proyecto.

El mismo establece que pagarán un 25 por ciento las sociedades de Capital con una ganancia de 1.300.000 pesos, un 30 por ciento de tasa aquellas que tengan una ganancia hasta 2.600.000 pesos, y un 35 por ciento de alícuota las sociedades con ganancias anuales superiores a 2.600.000 pesos. La distribución de los dividendos pagarán en todos los casos la alícuota del 7 por ciento, a través del impuesto cedular vigente.

En el mensaje enviado por el Gobierno se argumenta que "este esquema permite reducir el impuesto que pagarán las pequeñas empresas y mantenerlo para las medianas en un 30 por ciento. Solo se aumenta para empresas más grandes"

"Con este nuevo esquema, el 75 por ciento de las empresas pagarán una alícuota del Impuesto a las Ganancias más baja que la vigente en el período fiscal 2020" que era del 30 por ciento para todas las sociedades, se precisa.

Destaca que "de este modo, se le da una orientación de política pública muy diferente a la concebida en la reforma de 2017 se previa que preveía una reducción de alícuota al 25% para todas las empresas y se reserva esta tasa menor a aquellas sociedades que obtienen un nivel de renta y que difícilmente distribuyan dividendos".

Señala además que este esquema permitiría incrementar la recaudación tributaria del impuesto "sin afectar (de hecho, beneficiando) a las empresas de menor tamaño".