Los valores de las propiedades siguen por las nubes

Economía

*Los precios de las propiedades no aflojan y el mercado inmobiliario tiene montos que están muy alejados de la realidad salarial de los argentinos.
*¿Cómo sigue todo esto?

Los precios de las propiedades no aflojan. El mercado inmobiliario tiene montos que están muy alejados de la realidad salarial de los argentinos. Esto hace que, mientras la construcción disminuye sin detenerse del todo, y la oferta aumenta, la demanda por su parte se limita a compradores que ya son propietarios.

En este contexto, muchos esperan una baja de precios, debido a que la mayoría de los argentinos no puede acceder a su primera casa. A esto se suma la ya difícil tarea de sacar un crédito para la vivienda, y la crisis internacional, que no ayudó en nada a flexibilizar las líneas de crédito hipotecario. Solamente el 10% de las compras se realiza a través de préstamos.

A pesar de esto no parece que los precios vayan a descender. Carlos Sotelo, presidente de la Cámara Inmobiliaria Argentina (CIA), aseguró a minutouno.com que “los precios están tranquilos y estables”. Sin embargo, reconoció que el costo de los inmuebles “está alejado de los salarios”.

De acuerdo con el presidente de la Cámara, esto se explica porque “mientras que los costos se acomodaron al 3-1 del dólar, los sueldos todavía están en ese nivel”.

Sotelo aseguró que en la actualidad el mercado cuenta con “una gama de ofrecimientos mucho mayor, con más amenities, y más servicios”. El mercado apunta a quienes buscan una mejor propiedad, más grande, o más acorde a sus gustos. Esto hace que quienes tienen dinero para comprar “se tomen más tiempo”, porque tienen más para elegir.

Al mismo tiempo, el titular de la CIA cargó contra “la falta de créditos accesibles”. “Mientras que en el mercado internacional 98 de cada 100 ventas se hacen a través de créditos accesibles, con plazos de hasta 40 años y una cobertura de más del 70% del valor de la propiedad, acá es al revés”.


 


La existencia de líneas de crédito más adecuadas para la clase media ampliarían la oferta inmobiliaria. "Deben generarse créditos más flexibles", sentencia Sotelo.

Dejá tu comentario