Teletrabajo: Cada vez son más las personas que cumplen su jornada laboral desde un bar

Economía

Jorge se levanta a las 7.45, prende la PC y mientras se cargan los porgramas, pone la pava. A las 8 en punto está trabajando y tomando mate. Jorge es corrector free lance, es decir factura su servicio a distintas empresas, la mayoría, agencias de publicidad. La realidad de Jorge es la de una catidad creciente de personas en todo el mundo. Se trata del fenómeno del Home Office o Teletrabajo una realidad que según los especialistas, vino para quedarse y esconde mucho más que no viajar a la oficina.

Sonia Boiarov, Licenciada en Relaciones de Trabajo y Directora del Centro de Teletrabajo y Teleformación de la Facultad de Ciencias Sociales de la Universidad de Buenos Aires, explicó a minutouno.com que estudios recientes estiman en un millón la cantidad de oficinas en hogares en el país.



El trabajo a cuestas

De acuerdo con la comisión de teletrabajo del Ministerio de Trabajo de la Nación, se considera teletrabajo a toda tarea laboral "que no requiera la presencia de la persona en la oficina o planta de la empresa” es decir, el teletrabajo no necesariamente es desde casa. "Hay mucha gente que, dependiendo de su situación familiar, trabaja en un bar, o de vacaciones", asegura Bernardo Hidalgo, de Hidalgo y Asociados.

IBM Argentina es una de las empresas que implementa el teletrabajo como política corporativa. "La política de trabajo flexible está muy arraigada en IBM, y dentro de esta se encuentra el Teletrabajo", explicó a minutouno.com Ezequiel Piccione, Gerente de Recursos Humanos de la empresa de informática. De acuerdo con Piccione, esto "no está relacionado con ningún beneficio económico para la empresa", sino que tiene ventajas logísticas. "Por ejemplo, -sostiene Piccione- si detectamos un talento en el interior del país, podemos sumarlo a nuestro equipo sin tener la necesidad de que se traslade".

A no hacerse el sota

Otra idea que se tiene del teletrabajo es que es más cómodo, porque es difícil que a uno lo controlen cuando el jefe no está a mano. Pero no es tan así. Una combinación de tecnología y buena búsqueda de personal son claves.

“Se trabaja por objetivos, con un software súper complejo, el cuál registra los tiempos de trabajo y la efectividad de los trabajadores”, afirman desde el equipo de trabajo del portal Los Recursos Humanos.com.


 


Piccione le explicó a minutouno.com que IBM aplica este sistema de objetivos, tanto para los teletrabajadores como para aquellos que van a la oficina. En el primer caso, el empleado "debe a grandes rasgos ser responsable de desarrollar las tareas que le son asignadas y cumplir con los objetivos que se le presentan. Además, debe estar disponible durante el horario de oficina por teléfono, vía mail o a través de nuestra herramienta interna de mensajería instantánea”


 


Jorge agrega que la desventaja de trabajar en casa es que el horario de trabajo invade la vida cotidiana. "Por ejemplo, la otra noche estaba mirando una peli a las 2 de la mañana y me entró la culpa, porque estoy retrasado con una entrega. Entonces paré el DVD y me puse a laburar" 


 


Por otro lado, los empleadores no pueden exceder sus capacidades ni ocupar el tiempo libre del trabajador, sólo porque éste puede realizar su tarea desde cualquier lado. “es importante que jefes y empleados pongan límites al tiempo que usan para trabajar”, aclara Hidalgo.

El teletrabajo en Argentina

La mayoría de los expertos señala que aún no hay datos oficiales de la cantidad de teletrabajadores que hay en el país. Sin embargo, coinciden en que la tendencia llegó para quedarse. “Esto no es una moda que va y viene; es una realidad” asegura

Boiarov explica que muchos de los que empezaron a teletrabajar son “personas que se quedaron sin trabajo en la crisis y buscaron alternativas”. También algunas empresas decidieron enviar a los trabajadores a sus casas “para ahorrar costos de instalaciones”, agrega. Si bien la mayoría de los teletrabajadores hoy es independiente, muchas empresas de tecnología ya se volcaron a esta tendencia.

En general, la tendencia del teletrabajo se relaciona con el bienestar de los empleados. De acuerdo con Ezequiel Piccione, "La flexibilidad laboral es hoy por hoy un valor agregado que las empresas pueden ofrecerle a sus empleados. La mayoría de las personas valoran mucho esta posibilidad y en muchas oportunidades se encuentra en un factor decisivo al momento de ingresar a trabajar en una compañía". IBM da la opción a sus trabajadores de elegir esta modalidad, así como la cantidad de días por semana en que prefieren teletrabajar.

Cultura de oficina

Sin embargo existe en nuestro país una “cultura de la oficina”, de acuerdo con la cuál “todavía se cree que hay que rendirle cuentas a un jefe real”. En este sentido, es necesario redefinir el concepto de lugar de trabajo.

"El trabajo remoto requiere un gran compromiso y responsabilidad de quien lo utilice. La experiencia dice que los resultados son excelentes y que se difundirá mucho más en los próximos años", sintetiza Piccione. Y Boiarov agrega que "con una relación de confianza establecida, la modalidad es fácil de implementar".

El Ministerio de Trabajo presentó en julio un proyecto de ley del régimen jurídico del teletrabajo en relación de dependencia para ser tratado por el Senado. El proyecto hace hincapié en la igualdad de derechos respecto del resto de los trabajadores, de la preservación de la identidad y del domicilio del empleado, y del equipo de trabajo y las condiciones generales en que se desarrolla la tarea.

Dejá tu comentario