Empresarios mineros calificaron el parate de Vale como "una catástrofe"

Economía

El presidente de la Cámara de Servicios Mineros de Mendoza, Carlos Ferrer, adelantó los efectos negativos que tendrá el cierre de esta multinacional. "Va a haber 50 empresas que no van a poder pagar el leasing", sostuvo en "Hola Chiche", por Radio 10. Industriales brasileños atribuyeron la decisión a las condiciones de la economía argentina.

Carlos Ferrer en Radio 10
El presidente de la Cámara de Servicios Mineros de Mendoza, Carlos Ferrer, advirtió que decisión de la empresa minera Vale de paralizar el proyecto Potasio Río Colorado perjudicará la situación económica de la provincia. Industriales brasileños atribuyeron la decisión a las condiciones de la economía argentina.

"Vale se terminó, conforme a la notificación oficial. Fue postergando el tiempo y ayer (por este martes) confirmó al paralización y le dio instrucción a sus aliadas para coordinar la desmovilización, que significa el desmantelamiento del sitio donde está el yacimiento", confirmo  en "Hola Chiche" por Radio 10.

Ferrer afirmó que "van a despedir a 4.500 personas de las cuales depende 20 mil familias y 7 mil personas que trabejan de manera directa" pero "no es suficiente con indemnizar a la gente".

"Espero que el gobierno de la provincia tenga un plan B porque van a haer 20 mil personas reclamando salarios y a partir del próximo mes van a ser 250 empresas que no van a poder pagar el leasing porque compraron maquinarias, grúas, camiones", sostuvo el titular de la Cámaras de Servicios Mineros.

De esta manera, calificó esta decisión de la empresa como "una catástrofe". "Mendoza no es Capital Federal, para Mendoza los números son terribles", admitió Ferrer.

El parate del proyecto de Potasio Río Colorado se produjo por "una sumatoria de factores". "Hubo un gran problema con la ferrovía: por cada metro que pasaba por una intendencia, le pedían una parte. Se pensó que venía Papa Noel y que por cada lugar que iba a pasar, dejaría regalos", cerró.

El Gobierno lamentó este lunes la decisión "unilateral" de la empresa Vale de "abandonar" este proyecto "pese a los esfuerzos realizados por parte del Estado Nacional y de las jurisdicciones provinciales y municipales involucradas para garantizar la continuidad del proyecto".


La empresa, de capitales brasileños con sede jurídica en Holanda, había aclarado a fines de enero que no se había retirado del proyecto Río Colorado sino que se había extendido "el receso de fin de año de los trabajadores".

En el comunicado enviado por el Gobierno Nacional, se explica que "la actual crisis económica internacional originada en los países desarrollados viene impactando fuertemente en los niveles de consumo de diferentes commodities mineras, lo que derivó en una menor demanda y menores precios de la principal fuente de ingresos de Vale".

Como consecuencia, Vale "tomó la decisión de replantear y reestructurar el desarrollo de nuevos proyectos alrededor del mundo". De esta manera, la compañía "decidió reducir sus inversiones sustancialmente, suspendiendo y abandonando distintos emprendimientos".

El Gobierno se comprometió con los trabajadores y empresas contratistas a continuar con el proyecto y "recuperar la dinámica de trabajo prevista".

En tanto, Rubens Barbosa, dirigente de la federación industrial de Brasil, atribuyó a fenómenos económicos locales la decisión de la compañía.

"Fue por las dificultades que encontró en la economía argentina: los costos, el tipo de cambio, la inflación, la burocracia", indicó en declaraciones radiales.

El empresario consideró "muy difícil" que se ejecute el proyecto pero no descartó una negociación entre la compañía y el gobierno argentino.

Temas

Dejá tu comentario