La ex pareja de Ergün Demir relató la pesadilla que vivió con él: "Es un psicópata"

Espectáculos

En "El club de las divorciadas", María de Cicco narró los sufrimientos que atravesó a lo largo de su relación con el actor turco, que duró dos años.

María de Cicco estuvo en el programa "El club de las divorciadas", de El Trece y relató el calvario que vivió durante su relación con el actor Ergün Demir, protagonista de 'Las Mil y Una Noches', entre 2016 y 2018, cuando tuvo la mayor exposición en la Argentina.

Él no reza como los musulmanes, pero le hace creer a todo el mundo que es súper religioso. A mí, me manipuló a través de la religión y se vino a vivir conmigo cuando todavía no lo conocía”, explicó la mujer, quien describió a su ex como un manipulador y psicópata.

“Después de una semana de luna de miel, me dijo: 'A partir de ahora, las cosas van a cambiar: no podés acercarte a mí porque mi religión no lo permite hasta que no nos casemos'. Solo tuvimos relaciones consensuadas la primera vez que vino a mi casa, nunca más”, narró De Cicco.

Además, “me pedía que esté a 2 metros de él y no me dejaba tocar ninguna cosa de mi casa. Además, me obligaba a estudiar el Corán, que me lo sé de memoria. Entonces, para acercarme a él, tenía que aprender todo eso. Hasta me vestía con su ropa”.

María denunció que el ex participante de 'Bailando por un Sueño' intentó envenenarla: “Estuve al borde de la muerte”. Luego, detalló cómo reaccionó el actor ante esa situación: “Cuando vinieron los doctores, él se encerró en su habitación porque era una figura pública y no quería que lo vieran. Yo no sabía ni lo que me había pasado, me preguntaron por qué llamaba y no sabía qué decir”.

También afirmó que Ergün abusó sexualmente de ella: “Un día, en medio del Ramadán, el mes sagrado para el Islam, irrumpió en mi cuarto y me violó. Es un abuso que ninguna víctima que lo está padeciendo sabe que lo está padeciendo”, manifestó.

Además quería controlarla, incluso llegó a intervenir en su terapia. “Él no quería que yo hiciera terapia porque él decía saber tanto de psicología que me podía ayudar, pero a su vez le mandó un video a mi psicóloga diciendo qué tenía que trabajar conmigo”, reveló María.

Él vivía a expensas de hacerme todos los actos perversos, que son tan cotidianos que uno no se da cuenta. Es un psicópata”, afirmó.

Temas

Dejá tu comentario