Gran Hermano 5: una cola premiada por Reef y un bacán de Las Cañitas entraron a la casa

Espectáculos


  • Florencia Tesouro (Chica Reef) y Sebastián Graviotto (sobrino de Silvia Süller) son los nuevos jugadores que ingresaron en lugar de Mariana, que el miércoles abandonó voluntariamente el programa.
  • Expulsaron a Juan Simón con el 81,2% de los votos negativos del público.

 


Con la expectativa sobre los dos nuevos jugadores que entrarían a la casa en reemplazo de Mariana -que abandonó la competencia el miércoles-, la incógnita sobre si Soledad o Juan Simón serían expulsados y las alternativas sobre el desafío con el inexistente Gran Hermano Paraguay, la estrategia del programa parece apuntar a apilar sucesos que acrecienten el interés del envío.

Así, se lo vio a Javier luchando para poder “sacar” en el bandoneón “Mi Buenos Aires querido”, mientras que Sonia, del supuesto GH Paraguay (que hay que recordar, es solo un decorado), concertista internacional de arpa, simulaba que podía dominar el instrumento cuando practicaba “Pájaro campana”.

Lo cierto es que Javier cumplió con cierta dignidad con el compromiso, en tanto Sonia fingía un desempeño apenas escuchable. Por supuesto, el “jurado” decidió salomónicamente y decretó un empate, para que así ambas casas pudieran disfrutar del premio: pizza, cerveza y helado, una recompensa un tanto exigua.

A las 23.20 Jorge Rial empezó a calentar la pantalla, creando la expectativa sobre que bienvenida recibirían Florencia y Sebastián, los nuevos participantes que entrarían en lugar de Mariana.

En el resúmen de la semana también se vieron imágenes de la fiesta del sábado, que tuvo como leitmotiv el día de la primavera, que tuvo a los chicos caracterizados como estudiantes en una noche con los habituales histeriqueos, el alcohol y la exhuberancia de las chicas.

Enseguida, media hora antes de las 23.30 sorpresivamente se supo -todos lo daban como ganador frente a Soledad- que quien debía abandonar la casa era Juan Simón, que se fue con el 81,2% de los votos negativos del público. Antes de salir Damián habló con el expulsado y le pidió disculpas por las agresiones que le había infringido al más chico de los jugadores.

Cumplido el trámite de la expulsión se presentó a los dos nuevos participantes. La primera fue Florencia Tesouro (estudiante de periodismo), con el dato a destacar de su currículum, “Mejor Cola Reef” del último verano en Mar del Plata. Después fue el turno de Sebastián Graviotto, sobrino de Silvia Süller y dueño de un local de ropa y con “dos empleadas en casa que me hacen todo”.

Con los nuevos ya adentro de la casa, hubo una comunicación del estudio con la casa y después de los saludos de rigor a familiares, amigos y conocidos, todos los participantes se fueron a disfrutar la comida, el premio que habían conseguido por la competencia contra “Gran Hermano Paraguay”.

Dejá tu comentario