Así es la receta de pancakes de la reina Isabel II

Gourmet

La monarca del Reino Unido, cuyo funeral se realizó este lunes, le pasó la receta de sus pancakes a un expresidente de los Estados Unidos que quedó encantado.

Uno de los mayores honores que podía darle la reina Isabel II a sus invitados no era una medalla o una condecoración sino su valioso -y escaso- tiempo libre. Así es como funcionarios del Reino Unido y mandatarios de otros países llegaron al Castillo de Balmoral, en Escocia, y descubrieron las delicias de la vida hogareña de la monarca, incluida su cocina casera.

De más está decir que la reina Isabel no se pondría a hacer las viandas antes de salir a cazar ciervos en las tierras altas de Escocia, pero su equipo de cocina sí se destacó una y otra vez, y hasta ella misma probó con éxito alguna que otra receta.

Por ejemplo, en 1960 el entonces presidente de los Estados Unidos, Dwight Eisenhower, quedó encantado con los pancakes que le sirvieron durante su visita a Balmoral con su esposa y primera dama, Mamie.

Así fue como, entre las debidas notas protocolares de agradecimiento y de saludos post visita oficial, la Casa Blanca recibió la receta de los "drop scones" que se sirvieron en Balmoral, que no son otra cosa que los pancakes pero con un toque británico:

Ingredientes:

  • 4 "tazas de té" de harina, unos 480 gramos
  • 4 cucharadas de azúcar "caster", un ingrediente muy común en la pastelería británica que tiene un grosor entre la granulada y la impalpable y puede reemplazarse por la habitual de estas latitudes
  • 2 "tazas de té" de leche, es decir, 360 ml.
  • 2 huevos enteros
  • 2 cucharaditas de bicarbonato de sodio
  • 3 cucharaditas de cremor tártaro
  • 2 cucharadas de manteca derretida, aproximadamente 30 gramos

Procedimiento:

La receta real es así: "Bata los huevos, el azúcar y casi la mitad de la leche; añada la harina y mezcle bien, añadiendo la leche cuando sea necesario. Incorpore el bicarbonato y el cremor tártaro, y la manteca derretida."

A mano y subrayado se puede leer "suficiente para 16 personas", lo que sirve tanto como garantía o advertencia.

pancakes reina isabel drop scones.jpg

Según el sitio USA Today, la mismísima reina Isabel habría aclarado que cuando había menos comensales lo que hacía era disminuir la cantidad de harina y leche, pero mantener los demás ingredientes sin alteraciones.

Lo que es más, como secreto entre jefes de Estado quedó la aclaración de que "es una mezcla que necesita una gran cantidad de batido al hacerla y no debería tardar mucho en cocinarse".

Otros presidentes de los Estados Unidos cosecharon anécdotas con la reina Isabel II, y no es para menos: en sus 70 años de reinado la monarca recibió a 12 mandatarios de ese país, pero nadie logró quedarse con tan delicioso recuerdo.

Embed

Dejá tu comentario