Brasil: habrían falseado datos para avalar drogas contra el coronavirus promovidas por Bolsonaro

Mundo

El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, contrajo coronavirus y hasta el día de hoy se niega a darse la vacuna, pero jura que la hidroxicloroquina sirve.

Una de las principales operadoras de salud de Brasil, Prevent Senior, acusada de encubrir muertes por coronavirus, manipuló estudios sobre la respuesta del virus a un kit compuesto por hidroxicloroquina y la azitromicina, fármacos promovidos por Jair Bolsonaro y desaconsejados por la Organización Mundial de la Salud (OMS), denunciaron senadores que investigan la gestión de la pandemia.

Otto Alencar, integrante de la Comisión de Investigación Parlamentaria (CPI) sobre la respuesta de Bolsonaro a la crisis del coronavirus, indicó al medio Carta Capital de Brasil que esto muestra la "banalización de la vida" por parte del grupo empresarial y la prisa por mostrar resultados de dos drogas no avaladas por la comunidad científica.

El portal GloboNews también se hizo eco de la denuncia que se sustenta en un expediente de la CPI que revela detalles de los estudios realizados sin una base científica para simular una presunta eficacia de los remedios.

El expediente afirma que Prevent Senior usó pacientes como "conejillos de indias" en la investigación de los remedios y omitió siete muertes de personas tratadas con hidroxicloroquina.

El material está firmado por 15 médicos del operador del plan de salud. Según los profesionales, el fármaco se administró sin avisar a los pacientes ni a los familiares, informa Folha de Sao Paulo, que también publicó la denuncia.

Según el vicepresidente de la CPI, Randolfe Rodrigues, del partido Rede, el expediente muestra que la empresa de salud actuó en connivencia con Bolsonaro.

"El documento informa que la propagación de la cloroquina y otros medicamentos fue resultado de un acuerdo entre el Gobierno y Prevent. Según el expediente, el estudio fue una consecuencia del acuerdo", escribió Rodrigues en Twitter.

"Escuchar a Prevent seguirá estando en nuestra agenda", agregó luego.

El escándalo tuvo varias reacciones de autoridades sanitarias y políticas del país.

El diputado Alexandre Padilha, del Partido de los Trabajadores (PT) y exministro de Salud, dijo que lleva un año denunciando "esta macabra combinación entre charlatanería y agresión a la ética en la investigación".

"En nombre de las ganancias y el bolsillo, despreciaron la vida de miles de personas", lamentó.

La prestigiosa jurista brasilera Luciana Boiteux llegó a decir que Mengele "estaría orgulloso" de Prevent.

Conocido como el "Ángel de la Muerte", Josef Mengele fue un criminal de guerra nazi y médico responsable de experimentos humanos con prisioneros en campos de concentración en el Reich de Adolf Hitler.

Anteayer, el exministro de Justicia brasileño, Miguel Reale Jr., acusó a Bolsonaro de ser responsable por las muertes e internaciones que generó el coronavirus en ese país.

"Hubo medidas, política de Gobierno. No fue negligencia. Fue una política reflexiva. Una acción dirigida a valorar la economía. Tanto es así que en marzo de 2020, la Secretaría de Comunicación de la Presidencia (Secom), lanza una campaña titulada 'Brasil no puede parar'", recordó Reale, en entrevista con Globo News.

Luego satirizó: "Y, de hecho, se fue a parar, pero al cementerio y a las terapias intensivas", agregó.

La CPI analiza la conducta del gobierno y del presidente sobre la pandemia de coronavirus, incluyendo las acusaciones de sobreprecios en la compra de vacunas Covaxin que luego fue suspendida.

“Mi respuesta es caca” y “me cago en la comisión”, fueron las reacciones de Bolsonaro a la creación de este cuerpo.

Dejá tu comentario