Habló la brasileña sorprendida por su marido mientras tenía sexo con un vagabundo

Mundo

La mujer de 33 años dijo que el sexo fue "consentido" pero su marido, que golpeó brutalmente al indigente, afirmó que su pareja "sufrió un brote".

Por estas horas rompió el silencio Sandra Mara Fernandes, la mujer de 33 años que está internada en un hospital psiquiátrico tras ser sorprendida por su marido mientras tenía relaciones sexuales con un hombre en situación de calle.

La mujer había recurrido a ayudar a un vagabundo en Brasilia, la capital del Brasil, y en esas circunstancias tuvo sexo con el hombre, cuando fue sorprendida por su marido, quien golpeó brutalmente al indigente.

La versión de la mujer

A través de varios mensajes de audio reproducidos por medios brasileños, Fernandes aseguró que la relación sexual fue “consentida”, afirmando también que en el vagabundo vio “imágenes de su esposo y de Dios”.

Además señala que cuando vio al indigente le dio “ganas de darle un abrazo”, y relata que le dio un beso frente a su sorprendida suegra, después de lo cual lo invitó a subirse al auto.

Tras indicar que había recibido “un mensaje de Dios” para ayudar al hombre, relató que “fui a buscar un lugar oscuro y vacío cerca de la estación de micros para estar juntos. Sentí la necesidad de dejarlo entrar en mi auto”.

Advertido del hecho, su marido Eduardo Alves, de 31, los encontró y propinó una fuerte golpiza al vagabundo, lo que fue grabado por cámaras de seguridad. Alves es el entrenador personal.

La versión del marido

En declaraciones a los medios, el hombre dijo que su esposa estaba sufriendo un brote psicótico y que fue víctima de abuso sexual. “Conozco a la persona con la que vivo todo este tiempo. Muchas cosas de las que están hablando no encajan con la persona que es ella”, dijo. “Fue un brote, ella no tiene conciencia, no fue premeditado”, subrayó.

Luego de confirmar que Sandra está internada en un hospital psiquiátrico, indicó: “Lo que me dijeron es que ella está en un brote y no puede responder por sí misma. Está en tratamiento, todavía está despierta pero con medicamentos, y no tiene sentido crítico”.

La versión del indigente

Por su parte, en la declaración policial que brindó, el hombre en situación de calle indigente dijo un auto se detuvo donde se encontraba y que la mujer fue quien lo llamó y le pidió que se acercara.

Poco después, la mujer le habría dicho: “¿Jugamos?”. Y de acuerdo con el testimonio del vagabundo, fue ella la que lo convenció de subirse al coche. Aunque admitió haber tenido relaciones sexuales con ella, negó haberla violado.

Embed

Dejá tu comentario