En lo que va del año murieron 121 personas por día en Estados Unidos en episodios con armas de fuego

Mundo

Entre los muertos por violencia con armas de fuego en lo que va del año hay 290 chicos de hasta 11 años y 1.217 chicos de entre 12 y 17 años.

Siete personas murieron en un nuevo tiroteo en los Estados Unidos. Fue en la noche del martes en una sucursal de Wal Mart del Estado de Virginia. Según adelantaron las autoridades el asesino habría sido un ex empleado de la empresa que abrió fuego contra sus ex compañeros antes de suicidarse.

Este nuevo tiroteo ocurrió apenas 72 horas después de que un hombre entrara armado a un bar LGBT del Estado de Colorado y abriera fuego contra los clientes. El asesino de apenas 22 años e identificado como Anderson Lee Aldrich mató a cinco personas e hirió a al menos otra veintena antes de ser reducido por dos clientes.

tiroteo.jpg

Aldrich fue procesado por asesinato y crimen de odio.

Estas dos últimas masacres con apenas unos pocos días de diferencia volvió a atizar el eterno debate en torno al sencillo acceso a las armas en Estados Unidos y su libre portación.

De acuerdo con el último informe del Gun Violence Archive (Archivo de la violencia con armas) en lo que va del año murieron en Estados Unidos 39.696 personas por el uso de armas de fuego.

De esas casi 40 mil muertes, poco más de la mitad, 21.582 fueron catalogadas como suicidios y 18.114 fueron asesinatos cometidos en distintas circunstancias, accidentes y muertes cometidas en defensa propia.

Así, en lo que va del año ya murieron 121 personas en promedio por día en Estados Unidos por el uso de armas de fuego.

Además otras 35.175 resultaron heridas, unas 107 en promedio por día.

mapa.jpg

Entre las víctimas fatales hay 290 chicos de hasta 11 años y 632 resultaron heridos. Mientras que en el grupo de adolescentes de entre 12 y 17 años 1.217 murieron y 3.410 resultaron heridos por el uso de armas de fuego.

En junio de este año la Corte Suprema de Estados Unidos dictaminó que sus ciudadanos tienen el derecho fundamental de portar armas de fuego en público, en una decisión histórica que impidió a los gobiernos de cada Estado restringir con normativas propias a las personas de hacerlo.

El fallo de 6 votos contra 3 anuló una ley de Nueva York que databa de 1913 y requería que una persona demostrara que tenía necesidades legítimas de defensa personal para recibir un permiso de porte de armas, al tiempo que impide a los Estados restringir el derecho de las personas a armarse.

Tras el fallo el presidente Joe Biden se declaró en ese momento "profundamente decepcionado" por la decisión, que "contradice tanto el sentido común como la Constitución".

tiroteo.jpg

A pesar de los crecientes llamados a limitar las armas de fuego tras los recurrentes tiroteos masivos que conmueven al país, el alto tribunal respaldó a quienes sostienen que la segunda enmienda de la Constitución garantiza desde 1788 el derecho a poseer y portar armas.

Se trata del primer fallo de la Corte Suprema en una década relativo a la Segunda Enmienda y una importante victoria para la Asociación Nacional del Rifle (NRA, por su sigla en inglés), el poderoso lobby de las armas.

"Es una victoria decisiva para los buenos hombres y mujeres de todo Estados Unidos y es el resultado de una lucha de décadas que ha liderado la NRA", dijo en ese momento el vicepresidente ejecutivo de esa asociación, Wayne LaPierre.

"El derecho a la legítima defensa y a defender a la familia y los seres queridos no debe terminar en el hogar", advirtió.

Embed

Dejá tu comentario