Los perros de Biden debieron dejar la Casa Blanca porque uno mordió a un seguridad

Mundo

Uno de los ovejeros alemanes se venía mostrando conflictivo y luego de un episodio debieron volver a la casa de la familia en Delaware.

Los dos perros de Joe y Jill Biden debieron dejar la Casa Blanca luego de que el ovejero alemán más joven, Major, mordiera a un agente de seguridad. De acuerdo con los medios de Estados Unidos, las mascotas fueron enviadas de vuelta al domicilio de la familia en Wilmington, Delaware.

Según trascendió luego del episodio, Major venía evidenciando un comportamiento agresivo para con el personal de la Casa Blanca. Los Biden lo habían adoptado con tres años, durante 2018 y se convirtió en el primer perro de un refugio de animales en vivir en el domicilio presidencial. La otra mascota presidencial, Champ, tiene 13 años.

De acuerdo con lo que indicaron fuentes anónimas a CNN, Major había estado saltando, ladrando y atacando al personal y a los agentes de seguridad de la Casa Blanca.

Ambas mascotas arribaron a la Casa Blanca cuatro días más tarde de la asunción de Joe Biden. El mes pasado, Jill Biden declaró en "The Kelly Clarkson Show" que se hallaba concentrada en acomodar a los perros: "Tienen que tomar el ascensor, no están acostumbrados a eso, y tienen que salir al jardín sur con mucha gente mirándolos. Así que eso es lo que me ha obsesionado, lograr que todos se sientan cómodos y tranquilos".

Los ovejeros alemanes compartieron un anuncio con la Primera Dama en un anuncio de servicio público alentando a los estadounidenses a usar tapabocas, y también protagonizaron su propio mensaje navideño en diciembre.

https://api.scraperapi.com/?api_key=1e0f56943452409b556fd540b2fa059c&premium=true&url=https%3A%2F%2Fpublish.twitter.com%2Foembed%3Furl%3Dhttps%3A%2F%2Ftwitter.com%2FDrBiden%2Fstatus%2F1342197458290569218%3Fs%3D20

La Casa Blanca tiene una larga historia con las mascotas, aunque Donald Trump fue el primer presidente en más de 100 años en no tener un perro.

En un mitin en Texas en 2019, dijo que se "sentiría un poco falso" por caminar con uno en el césped de la Casa Blanca, además de que no tenía tiempo.

Temas