México rompió relaciones con Ecuador tras la detención de Jorge Glas en su embajada en Quito

Mundo

El presidente Manuel López Obrador aseguró que la detención del exvicepresidente ecuatoriano en la embajada mexicana fue una violación flagrante al derecho internacional.

México suspendió este viernes las relaciones diplomáticas con el Gobierno de Ecuador, según ordenó Andrés Manuel López Obrador. El presidente mexicano tomó esa decisión tras la irrupción de policías en la Embajada de su país en Quito, para detener al exvicepresidente ecuatoriano Jorge Glas, horas después de que el Gobierno azteca le concediera asilo político.

"Me acaba de informar Alicia Bárcena, nuestra secretaria de Relaciones Exteriores, que policías de Ecuador entraron por la fuerza a nuestra embajada y se llevaron detenido al exvicepresidente de ese país quien se encontraba refugiado y tramitando asilo por la persecución y el acoso que enfrenta", informó AMLO a través de su cuenta en X.

El mensaje de AMLO tras la detención de Jorge Glas en Ecuador

Embed

El presidente de México pronunció que ese acto se trató de una violación flagrante al derecho internacional y a la soberanía de México.

Los policías, que llegaron a la sede diplomática mexicana en vehículos negros, rompieron las puertas exteriores del recinto ubicado en el norte de la capital ecuatoriana y accedieron a los patios para apresar a Glas.

De acuerdo con la Secretaría de Relaciones Exteriores de México, el exvicepresidente ecuatoriano se encontraba en la embajada mexicana en Ecuador desde el 17 de diciembre de 2023.

El jefe de la Cancillería y Asuntos Políticos de la Embajada, Roberto Canseco, en declaraciones ala prensa denunció que los agentes ecuatorianos irrumpieron y agredieron al personal de guardia de la sede diplomática.

"Esto es totalmente inaceptable, esto no puede ser, es la barbarie", señaló Canseco y aseguró que los agentes lo golpearon cuando los encaró para tratar de impedir que violaran el espacio de la Embajada de México en Quito.

El gobierno ecuatoriano defendió su actuación en un comunicado en el que confirmó la detención de Glas y su puesta a disposición de las autoridades judiciales.

El texto, titulado “Defendemos la soberanía nacional, cero impunidad”, indicó que “ningún delincuente puede ser considerado un perseguido político”y añadió que “al haberse abusado de las inmunidades y privilegios a la misión diplomática que albergaba a Glas y conceder un asilo diplomático contrario al marco convencional, se ha procedido con su captura”.

Embed

Dejá tu comentario