Para romper un récord, miles de españoles se disparan… con pistolas de agua y en la playa

Mundo

EFE
Por EFE
Cerca de 2.500 personas acudieron ayer a la playa fluvial de Las Moreras, en Valladolid, España, para intentar batir el récord del mundo de afluencia a una batalla de pistolas de agua, que está fijado en 1.173 y que será oficialmente superado si los responsables del Libro Guinness lo oficializan dentro de una semana.

Según comentó el representante de la coordinadora de la loca idea, Óscar Arranz, la iniciativa surgió para retomar el espíritu con el que, hace dos años, se batió el récord de la lucha con globos de agua.

"Para este año elegimos las pistolas de agua porque es mucho más fácil y cómodo para nosotros, a lo que hay que sumarle el que la gente disfruta mojándose y lo considera una idea muy divertida", declaró Arranz.

Para lograr el objetivo, los participantes debían apuntarse en unas hojas oficiales, formar dos filas, una enfrente de la otra, separadas entre tres y cuatro metros y comenzar a mojarse una vez dada la señal. Lo que se dice una batalla bien organizada.

Con la firma, la organización facilitaba a los asistentes un modelo simple de pistola que, sin embargo, no satisfizo a algunos participantes, que fueron equipados con toda clase de artilugios entre los que se encontraban desde envases de limpiavidrios hasta equipos de fumigación que recargaban en las duchas de la playa.

Cinco minutos duró en total la divertida contienda, tras la que se anunció por que se había batido el récord mundial vigente desde el 28 de octubre de 2005, cuando 1.173 personas acudieron a un acto similar en el estado norteamericano de California.

Dejá tu comentario